Álex Márquez y Joan Mir
Álex Márquez y Joan Mir - ABC
Moto2

Joan Mir: «Con la moto fue amor a primera vista»

El piloto balear, encantado con su nuevo equipo, aspira a ir mejor cada carrera en su debut en la categoría de Moto2 tras ascender como campeón del mundo

Actualizado:

Antes de que terminara su año en Moto3, a Joan Mir le llovían las ofertas. Tal era su calidad, su talento y su profesionlidad en la categoría pequeña que se le quedó enana ante su 1'75 ya a mitad de temporada. Aunque en las últimas carreras siguió diciendo que solo miraba el siguiente domingo, los pensamientos ya volaban hacia Moto2, donde se estrena este curso en el equipo Marc VDS Estrella Galicia. «Y estoy encantado de la vida».

Esas fueron sus primeras palabras en la presentación del equipo, en el Circuito de Jarama, en Madrid. Con un mechón de pelo rubio teñido, el piloto balear no dejaba de acariciar su nueva moto. «Ya lo dije en las primeras pruebas, fue amor a primera vista. Y espero que esta relaciónn siga durante todo el año», comentó entre risas.

Pero se pone serio cuando expresa por qué eligió al equipo de la cervecera: «Si quieres aspirar a estar arriba y a ser campeón, tienes que estar en un equipo top. Y este lo es. Han sido dos veces campeones y con dos pilotos distintos. Además, me gustaba el proyecto de educación desde la base hasta la élite».

No se quiere meter presión en este estreno en Moto2, en el que comparte espacio y acepta consejos de un veterano: Álex Márquez. «Todo lo que venga este año será bueno. Lo importante es no dar pasos hacia atrás, y estar delante lo antes posible». ¿Con qué estaría contento al final de temporada? «Sabiendo que he ido avanzando. Que si empiezo en el top quince, vaya haciendo top diez, top cinco...».

Su compañero le podrá dar consejos sobre los nervios del debutante, sobre la presión de quien ya la sido campeón y todos los focos te apuntan. «Que la gente te tenga en cuenta para ganar está bien, pero tienes que demostrarlo en la pista. Lo que me he propuesto este año es aprender de los errores del pasado. Aprender a gestionar la presión. Pensé mucho en el título. Di demasiado en cada carrera, aunque en los entrenamientos estuviera el quinto o peor, y con eso llegaron las caídas y las lesiones. Estuve un poco obsesionado con eso el año pasado. Tengo que ser más realista».