El piloto brasileño Ayrton Senna
El piloto brasileño Ayrton Senna - EPA

MotorOtras tragedias en el mundo del motor

Varios pilotos a lo largo de la historia han sufrido accidentes fatales, y muchas veces ni siquiera practicando su disciplina

Actualizado:

Los deportes relacionados con el motor son tan excitantes como peligrosos. En ellos, la pelea por ser el más rápido obliga a los pilotos a apurar al máximo, a buscar siempre el último resquicio por el que burlar a la muerte para subirse, con la legítima euforia del campeón, al escalón más alto del podio. Cualquier cosa por acabar por encima de los contrincantes menos talentosos u osados.

En toda la historia de las carreras, precisamente por su naturaleza intrépida y, al menos en un principio, incluso temeraria, se han intercalado irremediablemente imágenes preciosas de victoria y superación con otras más impactantes, aunque terriblemente trágicas, en oposición. Los propios pilotos lo saben. Es el precio que decidieron pagar antes de iniciar su particular camino al éxito deportivo. Muchos de ellos, por desgracia, perecieron antes de llegar a la meta.

Motociclismo

Todos los corredores sobre dos ruedas han experimentado en sus propias carnes la sensación indescriptible de volar por los aires antes de besar el asfalto. Es casi un rito de iniciación. Un bautismo. El propio Ángel Nieto, fallecido a los 70 años debido a un accidente de quad, lo vivió en varias ocasiones a lo largo de su carrera. Pero muchos antes que él, sin embargo, no lograron superar las heridas provocadas en diferentes accidentes.

Nicky Hayden: El piloto estadounidense murió en mayo de 2017 cuando fue arrollado por un vehículo mientras montaba en bicicleta en Cesena, Italia. Antes, había sido campeón de MotoGP en 2006.

Luis Salom: El español falleció mientras practicaba en los segundos entrenamientos libres del Gran Premio de Cataluña de motociclismo, en junio de 2016. Salom perdió el control y chocó contra las barreras de la curva 12 del circuito. Tenía solo 24 años.

El piloto de MotoGP italiano, Marco Simoncelli
El piloto de MotoGP italiano, Marco Simoncelli- EPA

Marco Simoncelli: En octubre de 2011 el piloto italiano sufrió una caída en el circuito de Sepang. Todavía aferrado a su moto y mientras trataba de regresar a la pista, fue arrollado por Colin Edwards y por su gran amigo y compatriota Valentino Rossi. Al igual que Salom, murió con 24 años.

La tragedia sacude Japón: Entre 1993 y 2010 fallecieron cuatro pilotos nipones. El primero fue Nobouki Wakai, durante los entrenamientos libres del Gran Premio de España, en Jerez de la Frontera; el segundo, Daijiro Kato, doce días después de chocar contra las barreras durante el GP de Japón de 2003; Teisuke Sato fue el tercero, en 2005, falleció durante los entrenamientos para las 4 horas de suzuka; El último de ellos fue Shoya Tomizawa, de 19 años, en el circuito de San Marino, durante una carrera de Moto2.

Fórmula 1

En la Fórmula 1 también se han sucedido accidentes desgraciados. Estos son algunos de ellos:

María de Villota: La piloto española falleció en 2013 a consecuencia de las secuelas que le provocó un accidente que tuvo un año antes. En julio de 2012, mientras realizaba unas pruebas de aerodinámica con un monoplaza, chocó contra un trailer mal posicionado a pie de pista. Nunca pudo recuperarse del todo.

Ayrton Senna: Uno de los mejores pilotos de la historia, tres veces campeón de Fórmula 1, murió durante el GP de San Marino de 1994. La rueda de su vehículo impactó contra su casco tras colisionar contra una de las barreras del circuito. Su muerte conmocionó al mundo del motor.

Michael Schumacher: Es el único de la lista que no ha fallecido, aunque sus heridas resultaron irreversibles. Ocurrió en diciembre de 2013. Entonces, el para muchos mejor piloto de Fórmula 1 de la historia, campeón en siete ocasiones, tropezó mientras esquiaba en los Alpes franceses y se golpeó fuertemente la cabeza con una roca. A día de hoy sigue recuperándose de las lesiones.