Laia Sanz tras acabar una carrera
Laia Sanz tras acabar una carrera - EFE
Dakar

El objetivo de Laia Sanz: Quedar entre los quince primeros en el Dakar

«Me veo en un muy buen momento. Llego muy animada, con muchas ganas y con la conciencia tranquila», segura

BarcelonaActualizado:

Laia Sanz afrontará a partir del 6 de enero su octavo Rally Dakar, tal vez la prueba de motor más exigente del mundo. La catalana, que ha logrado acabar los siete anteriores (todos los que ha disputado) se ha marcado como objetivo acabar entre los quince primeros clasificados. Piloto de KTM, llega muy bien preparada y optimista a la cita, que dará inicio en Perú y acabará en Argentina, tras pasar por Bolivia. «El objetivo es acabar entre los 15 primeros», asegura tras analizar un recorrido complicado en el que se pasará la primera semana en interminables dunas y deberá superar, posteriormente, la altitud boliviana.

No hay que olvidar que en 2015 Laia Sanz logró la mejor clasificación de una mujer en la general de una carrera con 40 años de historia, como es el Dakar. Aquella novena posición tiene una doble lectura para la piloto de Corbera de Llobregat: «La gente se espera mucho y quizás piensa que es fácil de conseguir. Soy realista y es muy complicado, pero creo que el Dakar me puede ir bien». A 22 días para empezar el Dakar, la atleta se siente mejor que en anteriores ediciones. «Me veo en un muy buen momento. Llego muy animada, con muchas ganas y con la conciencia tranquila», ha explicado durante una multitudinaria rueda de prensa en la que ha presentado el acuerdo con un nuevo patrocinador, Soficat Xerox.

A su particular puesta a punto hay que añadir la mejora que ha sufrido la moto y que le permite ser aún mucho más optimista. KTM ha tratado de adaptarla y ganar en fiabilidad. «Se nota mucho más ligera, con el peso más abajo. Es más divertida de pilotar y menos pesada, requiere menos desgaste. En el Rally de Marruecos fue muy bien y eso se notó en los tiempos porque estaba mucho más cerca de los pilotos de delante», explicó confiada. Sanz también se ha referido al trazado de esta edición, la cuarenta de la historia y la décima en tierras sudamericanas. «La navegación será uno de los puntos fuertes de este Dakar. Además se tendrán que gestionar muy bien las energías para llegar con garantías a la segunda semana. Las etapas suponen un desgaste y Perú es una incógnita», ha explicado. En este sentido, ha sospechado que la organización tratará de evitar estrategias para premiar el rendimiento de los pilotos y favorecer el espectáculo. En este sentido, se celebrarán dos etapas maratón, sin asistencia.

La deportista catalana sigue peleando para derribar barreras. «Los buenos resultados han hecho que me gane el respeto de los otros pilotos y ahora me cuentan como un rival más», asegura, antes de responder a unas declaraciones de Etienne Lavigne en una entrevista a la Agencia EFE, en los que el director del Dakar apuntaba que la mítica carrera «es más para hombres que para chicas». «Iremos allí para tratar de demostrar lo contrario. Hace muchos años que lucho ante este tipo de comentarios y no es así. Cada vez hay más mujeres que se dedican al mundo del motor, pero el cambio no se hace de un día para otro. Necesitamos tiempo y esto va cambiando poco a poco», aseguró con una sonrisa en los labios.