Pizarro pugna con Coutinho durante el Sevilla-Liverpool de la Champions (Foto: EFE)
Pizarro pugna con Coutinho durante el Sevilla-Liverpool de la Champions (Foto: EFE)

Pizarro tuvo ofertas de dos equipos españoles

Ninguno de los clubes estaba dispuesto a pagar los 8,7 millones del Tigres y el futbolista tampoco valoró con ilusión la idea de quedarse en España

Por  10:10 h.

La marcha de Pizarro estaba cantada. Por mucho que el jugador explicara en su llegada a Sevilla el pasado verano que tenía ganas de probar en España, lo realmente cierto es que el mediocentro nunca se olvidó del Tigres mexicano. De hecho, y tras contactos con hasta dos clubes españoles que estaban dispuestos a hacer un esfuerzo por convencerlo, el jugador argentino evidenció que no estaba muy ilusionado con la posibilidad de quedarse en LaLiga. Las dos entidades le comunicaron que estaban dispuestos a ofrecer entre cinco y siete millones, pero que, para ello, necesitarían su beneplácito de cara a forzar al Sevilla. Pizarro se olvidó de ello. Y se centró, como finalmente sucedió, en el Tigres, equipo en el que era una estrella y en el que recibieron en la madrugada del miércoles (hora española) como un autentico héroe. “Extrañaba todo, a mis compañeros, el estilo de juego, venir aquí a entrenar todos los días, a la gente que trabaja, utilleros, masajistas que por el tiempo que compartimos es como la segunda familia, Estoy muy feliz de que se pudo dar y ahora a tratar de valorar eso, pero a su vez con compromiso de trabajar y esforzarse al máximo”, llegó a decir. Pizarro también llegó a recibir la llamada de los dirigentes de Boca Juniors, pero el mediocentro apuntó que no era el momento de volver a Argentina. El club mexicano espera que Pizarro vuelva a dar su mejor nivel y le ayude en la consecución de los objetivos que se ha puesto después de una temporada irregular.

Redacción

Redacción