Muriel, en la ciudad deportiva (foto: J. Spinola)
Muriel, en la ciudad deportiva (foto: J. Spinola)

Teoría y práctica de la delantera del Sevilla FC

El Sevilla, que sólo cuenta con Ben Yedder y Muriel, se ha caracterizado en los últimos años por tener más de dos efectivos en la zona de ataque

Por  3:46 h.

Con las presentaciones ayer de Carole y Geis el Sevilla cierra todo lo referente al mercado de fichajes. Al menos, hasta que en enero se abra de nuevo esta ventana. Así, una de las posiciones en las que se ha generado un mayor debate ha sido en la delantera, donde el club de Nervión al final contará con sólo dos efectivos. Hasta el último momento Óscar Arias buscó un tercer atacante, de hecho el propio José Castro ha reconocido que intentaron firmar a Lucas Pérez, pero las operaciones no se dieron y Ben Yedder y Muriel serán los principales encargados del gol. Algo que no sorprende, porque el año pasado ocurrió algo similar -con el consiguiente problema anotador que hubo-, pero que no es la tónica habitual en el Sevilla, donde en las últimas temporadas al menos han sido tres los delanteros. Además, aunque Eduardo Berizzo jugó gran parte de la campaña pasada con un punta, lo cierto es que le fueron mejor las cosas cuando salió de partida con dos, aunque uno de ellos fuera Iago Aspas, quien juega un poco tirado en la banda.

Así, uno de los principales problemas que tuvo el Sevilla la temporada pasada está por ver que se haya solucionado en la actual. Está claro que dinero se ha gastado para ello, ya que Luis Muriel es el fichaje más caro de la historia de los nervionenses, pero falta ver el resultado. Hace un año, el entonces equipo de Jorge Sampaoli, comenzaba la competición con sólo dos puntas (Ben Yedder y Vietto), como ahora, y tuvo que ir al mercado de invierno a mover ficha con la contratación de Jovetic. Ahora, tras un verano en el que se ha intentado traer de nuevo al montenegrino y en el se ha luchado hasta el último momento por Lucas Pérez, Eduardo Berizzo tan sólo tendrá dos puntas. De nivel, está claro, pero se antoja una cifra corta si miramos los precedentes y, sobre todo, si tenemos en cuenta que el Sevilla parte con la idea de luchar por lo máximo en las tres competiciones.

Al echar la vista atrás hacia los años más cercanos se ven delanteras más pobladas. Quitando el caso ya comentado de la 2016-2017, hay que remontarse a la 2012-2013 para ver sólo a dos delanteros. En aquella ocasión fueron Negredo y Babá los encargados del ataque sevillista. Por lo demás, siempre ha habido tres. Así ocurrió en la 2015-2016, donde comenzaron la temporada Fernando Llorente, Kevin Gameiro y Ciro Immobile, quien acabaría marchándose en el mercado invernal. En la 2014-2015 no sólo es que hubiera tres hombres en el ataque, es que encima sus nombres eran de consideración. Bacca, Gameiro y Iago Aspas fueron los delanteros que tuvo a su disposición Unai Emery, teniendo muy poco protagonismo el español por la gran aportación de los dos primeros. En la campaña 2013-2014, Bacca y Gameiro también tuvieron otro acompañante, aunque en esta ocasión no es que aportara mucho. Rusescu, rumano fichado por José María del Nido, no tenía la calidad suficiente para jugar en un equipo que terminaría ganando la Liga Europa. En la 2012-2013, como ya hemos explicado, sólo estuvieron Negredo y Babá, mientras que en la campaña anterior estos dos mismos futbolistas contaron con la compañía de Kanouté. quien acabaría despidiéndose del Sevilla en esta temporada. Como hizo en la 2010-2011 Luis Fabiano, quien formaría delantera junto a Kanouté y Negredo.

Por separado

Ayer José Castro justificaba la ausencia de un tercer punta explicando que, si lo hay, suele estar enfadado porque juega poco, pero al mismo tiempo reconocía que habían estado intentando lo de Jovetic y Lucas Pérez: «Con Jovetic estuvimos negociando pero no llegamos a un acuerdo económico por su alta ficha además que habíamos hecho un esfuerzo por Muriel, tenemos a Ben Yedder y a Carlos Fernández. Al final se juega con un solo delantero, en años anteriores hemos tenido a tres delanteros y al final juega uno mucho, otro poco y el tercero está cabreado. Lucas Pérez no había forma de que saliera durante todo el verano con una fórmula que no fuera la venta. Al final, estuvo la opción de la cesión, pero quizás llegamos tarde».

Guiándonos por lo que viene haciendo Eduardo Berizzo, es cierto que parece que no va a necesitar más de dos delanteros, ya que los dos no han jugado juntos todavía en esta temporada, pero a poco que haya lesiones, sanciones o carga de partidos tendrá que tirar de la segunda línea. Algo que hacía también en el Celta, aunque es verdad que en Vigo, por ejemplo el año pasado, jugó muchos partidos con dos puntas, ya que Iago Aspas se comportó como tal. De hecho, acabó haciendo 26 goles, entre los 19 de LaLiga, los cinco de la Liga Europa y los dos de la Copa del Rey. El tiempo dirá si el Sevilla ha acertado o no, aunque el último precedente, el del año pasado, terminó con Monchi buscando una solución en el mercado de invierno. De Ben Yedder y Muriel depende que no se repita la historia.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Todo el mundo pensó en verano que faltaba un central más, sobre todo teniendo en cuenta el historial de Pareja y Ca… https://t.co/gUvwThCG0g - 3 horas ago