Biri Biri: “Rezo todos los días para que el Sevilla gane la Liga”

Por  18:59 h.





Alhaji Mohomodo Nije, apodado Biri Biri, sigue desde Gambia, país en el que nació y vive, "al equipo de mi corazón". Ídolo del sevillismo, el ex futbolista cuenta en esta entrevista su forma de vida en el país africano y sus recuerdos en el club de Nervión.

-¿Es la casa de Biri Biri?

-Si, pero está trabajando, lo tiene que llamar más tarde. ¿De dónde llama? ¿De España?

-Sí, quería hablar con él para saber cómo le va la vida.

-Pues llámelo a este teléfono.

Unos minutos después se escucha la voz de Biri Biri. (Habla despacio, con dificultades para expresarse en español).

-Hola, sí… ¿Qué tal? ¿Una entrevista?

-Sí, ¿qué tal está?

-No va muy bien la cosa; ahora regular. Aquí no es como en Europa. Antes fui el alcalde de Banjul, de 1994 a 2002, pero ahora estoy trabajando en una empresa que se dedica a coger basura por las calles. En mi país gano al cambio 150 euros…

-¿Cuántas horas trabaja al día?

-De ocho de la mañana a cuatro de la tarde. Yo soy el que coordina, hay más o menos 90 personas. Pero por la tarde tengo otro trabajo en un equipo de fútbol pequeño de mi país, soy el secretario técnico. Ahí me pagan 200 euros. En total gano 350 euros, pero tengo a muchos familiares a los que ayudar, a mis dos mujeres, a mis seis hijos… ¿Sabe que me casé otra vez? Algunos de mis hijos trabajan, la niña mayor… También uno de los niños…, el que estaba conmigo en España, está viviendo en Alemania y trabaja por su cuenta.

-¿Es Biri Biri feliz?

-Si, el dinero es importante, pero tengo más cosas. Mi familia es muy importante. Con mis hijos vamos para adelante. Paso por apuros, pero soy feliz.

-¿Sigue al Sevilla?

-Eso siempre, cuando juega dejo cualquier cosa para otro día. Estoy pagando la electricidad para poder ver la televisión.

-¿Cuánto tiene que pagar por la electricidad?

-Cincuenta euros.

-¿Cincuenta euros?

-Es más o menos, depende de lo que consumas. Otros meses pago 47, 49…

-Es muy caro para lo que gana. ¿Tan cara es la vida en Gambia?

-Bueno, veo al Sevilla. Y…, no sé…, un saco de 50 kilos de arroz me vale unos dos euros. Me dura bastante tiempo.

-Me decía usted que seguía al Sevilla.

-Sí, sí, el otro día lo vi ante el Osasuna. Un empate. Estaba rezando para que ganara, todos los días lo hago para que gane la Liga. Si yo tuviera dinero, iría a cada momento a Sevilla. Cuando juega, juego yo. Sevilla es como mi país. Me gusta mucho Kanouté… También vi los partidos de España, con el gol de Iniesta, y el que jugaron contra Dinamarca.

-Usted no pudo acudir al Centenario…

-Qué tristeza. Fui a Senegal y en Dakar no me dieron el visado. No pude hacer nada. Me dolió mucho. Si el Sevilla me invita otra vez, iré. Fue tan triste… Mi corazón está en Sevilla, con mi peña. Dele un abrazo a mi peña, a Pablo Blanco… Con él hablo mucho.

-¿Sigue usted jugando al fútbol?

-Con los veteranos de Gambia (se ríe). Hace unos días, el 30 de marzo, cumplí 59 años. Cómo pasan los años… Pero el que es bueno es mi hijo. Tiene sólo 12 años, pero juega muy bien.

{moscomment}