Dassaev: “Sólo me caí una vez en el foso de la universidad”

Por  21:59 h.

El 21 de noviembre de 1988, con "más de 3.000 personas esperándome en el aeropuerto", pisó suelo sevillano Rinat Dassaev. Hoy, casi 20 años después y en Moscú, el que fue elegido mejor portero del mundo divide su tiempo entre su escuela de fútbol, el trabajo como ayudante del entrenador de porteros del Torpedo de Moscú y su familia. Habla despacio, en un perfecto español, y aprovecha, "frente a las leyendas urbanas", para aclarar que sólo se cayó una vez con su coche en el foso de la universidad.

-¿Sabe que mi mujer es sevillana?

-¿Y cómo se ha adaptado a la vida en Rusia?

-Ya lleva nueve años conmigo aquí. Al principio, los dos primeros años fueron muy complicados, pero ahora está mejor. Tengo cuatro hijos con ella.

-Usted tiene una hija campeona del mundo de aerobic.

-Sí, pero ella es de mi primer matrimonio. Vive en España y mantengo el contacto por teléfono. En total tengo seis hijos. Eso ya no es normal, ¿no?

-Además, tiene también sus niños de la escuela…

-Claro, son unos 200 y ninguno tiene que pagar por venir. No sólo es de porteros, hay delanteros, defensas… Lo único que pedimos es que tengan ciertas cualidades. También estoy ayudando al Torpedo de Moscú; estamos clasificados en la sexta posición. Después de la entrevista me tendré que ir a entrenar. ¿Cómo están Monchi, Pablo Blanco, el presidente…?

-Entusiasmados con el Sevilla.¿Y usted?

-Nosotros teníamos un buen equipo, con Bengoechea, Toni Polster, Francisco, Jiménez… pero el del Sevilla de hoy es impresionante. No sólo gana títulos, como el año pasado, sino que da gusto verlo jugar. Yo siempre lo sigo.

-¿Se acuerda de cuando llegó usted a Sevilla?

-Cómo no me voy a acordar. Si había más de 3.000 personas en el aeropuerto. Salí del avión y no sabía lo que me iba a encontrar. Estaba nervioso, lo tengo que reconocer. Llegaba a un país muy distinto al nuestro, otro idioma, otra vida… ¡Qué difícil fue para mí! Me costó por lo menos un año adaptarme.

-¿Cómo era su día a día en Sevilla?

-Normal, iba a entrenarme y luego a casa a descansar; a veces me iba con la familia a cenar a algún restaurante.

-¿Ruso?

-Si no había… Lo que me llamaba la atención es que cuando terminábamos los entrenamientos todos los jugadores se iban a duchar rápido para luego coger el coche rápido. En Rusia era distinto; siempre me quedaba 30 ó 40 minutos más entrenando…

-¿Y por qué no lo hacía en Sevilla?

-¿Y con quién me iba a entrenar?

-¿Qué más hacía en su tiempo libre?

-Los días que descansábamos íbamos a la playa, a Huelva, a Matascañas -se refiere a Matalascañas-, a Málaga. Pero ahora no puedo, el calor no me deja. Ya no lo aguanto. Había días que en verano hacía 45 y 50 grados.

-¿Cuándo fue la última vez que vino a Sevilla?

-Hace dos años, siempre he dicho que Rusia es mi primer país y España, en concreto Sevilla, el segundo.

-¿Cómo era su vida en su país antes de fichar por el Sevilla?

-Ahora los futbolistas ganan más dinero; no es que nosotros ganáramos poco, pero no tiene nada que ver. Yo, al jugar con el Spartak de Moscú y la selección, pues ganaba un dinero que me permitía vivir bien en Rusia, tenía más dinero que otros trabajadores, pero las diferencias antes no eran las mismas que hay ahora. Cuando yo jugaba no había la libertad de ahora, no podías irte a cualquier equipo. Yo fui el primer futbolista que jugó fuera de Rusia.

-Me dicen que usted tuvo dos accidentes en un mismo sitio.-¿Accidente? Sí, pero sólo una vez. Ya sé que se dice eso en Sevilla, pero es mentira. No sé si fueron los periodistas o no sé quien.

-¿Está enfadado?

-No, pero la gente dice cosas… Hay quien puede decir que tuve tres accidentes… y en el mismo sitio. No es normal.

-¿Cómo fue?

-Me caí en un foso que había cerca de la universidad. Tuve mucha suerte, acabé con algunos dedos rotos, pero ya está. Me podía haber matado

.-¿Cuál fue el gol que más le dolió que le marcaran? ¿El de Van Basten en la final de la Eurocopa de 1988?

-Todos los goles me dolían, lo que sucede es que se exageraba todo cuando me marcaban, hacerle un gol a Dassaev era algo grandioso

-A Monchi era más difícil marcarle.

-Qué bien lo está haciendo. El Sevilla lo ha construido él.

-Ya, pero le pregunto cuando era portero.

-Ahora lo está haciendo mejor, no hay duda. Yo aprendí mucho de él, la ilusión que tenía por jugar con el Sevilla. Su problema fue que siempre tenía alguien por delante… Me acuerdo de Unzué. Tenía poco tiempo para jugar y así era difícil, más para un portero. Quizás le faltó mejorar en las salidas, pero debajo de la portería tenía muchos reflejos.

-¿Cuál es para usted el mejor portero actual?

-Cech y Buffon.

-¿Qué me dice de su compatriota Kerzhakov?

-Es muy bueno, muy rápido. Yo creo que va a triunfar en el Sevilla, pero necesitará mucha ayuda… de los jugadores, de los aficionados.

-Parece que se ha adaptado más rápido que usted.

-Eso es importante, pero más que no baje y se mantenga.

-¿Se mantendrá?

-Yo creo que sí.

{moscomment}