Saviola: «Sabemos de lo que es capaz el Sevilla porque ya nos derrotó»

Por  12:09 h.

El delantero habla en exclusiva para este medio diez meses después de pisar el Sánchez-Pizjuán por última vez. Califica el encuentro de hoy "como una final".






-Desde antes del partido con el Zaragoza ya se me pasaba por la cabeza mi vuelta a Sevilla. Es verdad que estuve varias veces después de marcharme, pero lo de jugar en el Sánchez-Pizjuán va a ser especial.
-¿Le será extraño pisar el césped del estadio?
-Va a ser muy bonito, ver a mis compañeros, sentir a la afición, pero cuando comience el partido me olvido de todo, es lo que siempre hice y lo que volverá a pasar.
-Me dijo en Barcelona, antes del partido de ida, que si marcaba un tanto al Sevilla apenas lo celebraría. ¿Y ahora?
-(Responde sin titubear). No, ahora no, por respeto a esa afición que tan bien se comportó conmigo. Ellos saben que ahora me debo a otros colores, pero nunca celebraría un gol en Nervión. Aprovecho para mandarles un saludo a través de su periódico. Yo ya dije varias veces que Sevilla me recordaba mucho a mi país; pasé un año maravilloso, no sólo deportivamente, sino también en el plano personal. Cuando llegué no sabía bien lo que me iba a encontrar. Y todo fue mejor de lo que me esperaba, el grupo, el ambiente, la ciudad…
-¿Sigue teniendo su casa en Sevilla?
-Y por mucho tiempo… Que me haya ido no significa que no vuelva por allí.
Mi madre quedó prendada de Sevilla, igual que yo…
-Fichar por el club blanco ya es imposible…
-Como le dije, hubo un momento en el que se dio esa posibilidad, pero acabó.
Fue un amor muy bonito, pero…
-¿Es imposible?
-Es casi imposible que pueda volver, y se lo digo porque en el fútbol no se puede decir jamás a algo imposible.
-Continúe.
-Mi primera opción es quedarme en el Barcelona. Me arriesgué al quedarme y no me puedo quejar.
-¿Le han hecho ya alguna oferta?
-No.
-Pero habrá recibido llamada de otrso clubes…
-Le repito que mi preferencia es quedarme en el Barcelona; si no, pues buscaré alternativas.
-En el fútbol español, claro.
-No, eso ya no lo tengo tan claro. Es verdad que siempre fue mi deseo, pero ahora, si el Barcelona no me quiere y no llegamos a un acuerdo, no me importaría marcharme fuera.
-¿Y del partido de hoy, qué me dice? ¿Será como una final?
-Sí, yo lo veo así, un partido bonito de dos equipos que juegan al ataque.
No creo que acabe en empate, ganará uno de los dos. Me imagino que será un duelo con muchas ocasiones, de esos con los que la afición disfruta. El que gané cogerá mucha moral para ganar la Liga.
-¿Cree que el Sevilla es el principal rival del Barcelona?
-La clasificación lo dice, ¿no?. Pero a mi no me sorprende. ¿A quién le puede sorprender después de lo que hizo la temporada pasada? En Barcelona saben de lo que es capaz el Sevilla porque ya nos derrotó en la Supercopa.
-¿Ha hablado ya con algún ex compañero?
-Claro, con Jesús Navas hablé hace unos días. Me dijo que no andaba bien tras la operación de rodilla, pero ante el Betis estuvo muy bien como segundo delantero.
-¿Cree que el Sevilla volverá a ganar un título este año?
-Sí, la Copa de la UEFA. Es el mejor equipo que hay en la competición. He seguido la eliminatoria ante el Steaua de Bucarest, que es un buen equipo, y lo destrozó.
-Claro, no dice la Copa del Rey y la Liga porque el Barcelona es el rival, ¿no?
-(Se vuelve a reír). ¿Qué voy a decir? Sería bárbaro una final de la Copa con el Sevilla.
-¿Qué impresión se llevó de lo sucedido en el derbi sevillano?
-Fue lamentable, muy triste, eso no es fútbol. Me da mucha pena que haya sucedido en Sevilla una cosa así. Me han dicho que Juande está recuperado, ¿no?
-Así es.
-Tendré ocasión de saludarle en el estadio.