Mario Cotelo, en las instalaciones de Mareo (Foto: Jorge Peteiro)
Mario Cotelo, en las instalaciones de Mareo (Foto: Jorge Peteiro)

Mario Cotelo: «Sería raro ver a un Sevilla sin Monchi después de tantos años»

El delegado del Sporting es el único integrante del club asturiano que vistió la camiseta sevillista en Primera: «El Sevilla no está arriba por casualidad»

Por  5:08 h.

Mario Cotelo (La Felguera, Asturias, 1975) es el único integrante del Sporting que vistió la camiseta del Sevilla en la máxima categoría. Canterano de Mareo, actualmente es el delegado del club gijonés, para el que también ha trabajado en las categorías inferiores y en la secretaria técnica. Como futbolista, destacó en el Sporting y ello le llevó al Sevilla. Fue uno de los fichajes de Monchi en su primera temporada como director deportivo en la Primera división, la 2001-2002. Pero Mario no tuvo suerte en Nervión. Se sincera con ABC para explicar los motivos. Y se prepara para vivir mañana en El Molinón un duelo tan importante como “especial”.

El Sporting, en su titánica lucha por la permanencia…

Sí, sabemos lo que nos va a tocar toda la temporada. Nuestro objetivo es el de la permanencia. Tuvimos un buen inicio y luego ha venido una mala racha con cinco derrotas que, al menos, hemos sabido cortar con un empate en Granada ante un rival directo. Ahora viene un Sevilla muy poderoso, pero creo que nosotros nos tenemos que hacer fuertes en casa, tenemos que volver a la línea que mostramos en los primeros partidos ante el Athletic y el Leganés.

La pelea del Sporting en Primera, con unos medios limitados, debe ser dura, ¿no?

Han sido unos años muy complicados. Por fortuna se consiguió el ascenso y el año pasado la permanencia. El club ha atravesado momentos muy delicados económicamente y ahora creo que se han hecho las cosas muy bien. Se ha salvado un ‘match ball’ fundamental en el aparatado financiero y ahora hay tranquilidad. La temporada pasada, con sólo tres incorporaciones en verano y dos en invierno, fue una épica conseguir la permanencia. Las diferencias presupuestarias con otros clubes eran abismales. Este año sí hemos hecho muchos fichajes. Queremos asentarnos en la Primera división, pero vemos que cada año es más difícil. Los rivales se refuerzan muy bien y tienen un poder económico superior al nuestro. Pero este equipo tiene muchas ganas, lo transmite, y en la misma línea está el cuerpo técnico. Sólo necesitamos la vitamina que necesita cada club: las victorias. En Gijón se respira fútbol por todas las esquinas y eso es fundamental para nuestra estabilidad y crecimiento.

El técnico, Abelardo, asturiano como usted, cumple mañana ante el Sevilla 100 partidos al frente del Sporting.

Es una persona muy cercana, tanto cuando era jugador como ahora. Sabe llegar al futbolista y a los aficionados. No tiene medias tintas. Dice las cosas muy claras, con mucho ímpetu. Es pasional y ama al Sporting. Como entrenador, aquí ha conseguido rendir en una situación muy complicada. Ha exprimido la cantera. Yo fui compañero de él en el campo y ahora volvemos a coincidir en otras funciones. Tenemos mucha sintonía. Es el entrenador ideal para el Sporting del futuro, por eso se le ha renovado hasta 2020. Dignifica el proyecto. En Gijón la gente lo quería como jugador y lo quiere ahora como técnico.

Esta semana, se le ha visto con un ímpetu tremendo en los entrenamientos para preparar el partido contra el Sevilla. Incluso recriminando la actitud de algún futbolista.

Él transmite intensidad y garra a los jugadores. El año pasado demostramos contra equipos de mayor calidad nuestro coraje. Abelardo tiene claro lo que quiere conseguir. Todas las semanas prepara los partidos mirando al rival. Lo estudia minuciosamente. Lo ha hecho con el Sevilla. Quiere intensidad. Como se entrena, se juega. En los entrenamientos, si alguien baja la guardia ya tiene a Abelardo encima. Apretándole, animándoles. Contra el Sevilla el equipo trabaja con mucho ímpetu. Sabemos que el rival puede conseguir el mejor arranque liguero de su historia. El Sevilla es un equipo muy bien trabajado defensivamente, muy intenso y con muy buenos futbolistas. Nosotros, para ganarle al Sevilla, tenemos que salir muy enchufados y en eso ha insistido Abelardo en cada entrenamiento, cada día de la semana.

Hablemos de Mario Cotelo. Actualmente, delegado del Sporting.

Es mi séptima temporada. Empecé con las categorías inferiores y trabajé luego con el segundo equipo. También hice labores de secretaría técnica para la primera plantilla, elaborando informes con varios entrenadores. La temporada pasada ya empecé como delegado. Creo que es la función en la que mejor me encuentro en el club, la que mejor puedo desempeñar. Es una satisfacción. Cada día que me levanto lo hago con ilusión y doy gracias a la confianza de la entidad. Tengo la suerte también de tener un cuerpo técnico muy cercano y entre todos nos facilitamos las cosas. Tengo mucho ‘feeling’ con los futbolistas. Enseguida me abro a ellos, les ayudo en lo que puedan necesitar, estoy encima de cada problema que les pueda surgir.

En su día, Mario fue un jugador importante en el Sporting. Ello le llevó al Sevilla. ¿Algún tipo de sensación especial por volver a enfrentarse al club de Nervión?

En mi etapa en Sevilla no tuve la participación que deseaba. No tuve continuidad. Pero yo estuve muy a gusto en Sevilla, en el club. Le tengo mucho cariño. Quizá no fue mi mejor etapa como futbolista, pero fue por mi culpa. Lo he pensado muchas veces y quizá yo bajé los brazos a nivel de competir. Me enfrenté luego al Sevilla como jugador del Getafe y en Gijón el más reciente es el de la temporada pasada. Siempre te vienen buenos recuerdos. Sevilla es una ciudad maravillosa y el club no está arriba por casualidad. Junto al Atlético de Madrid, es una de las entidades más regulares de los últimos años. Están haciendo las cosas muy bien. Siempre es especial cuando te enfrentas a un club en el que has jugado. Y para el Sporting es un honor recibir a un equipo como el Sevilla.

Pero, ¿qué paso? El Sevilla ficho a un gran Mario del Sporting, pero Caparrós no consiguió sacar lo mejor de usted.

El entrenador tiene la responsabilidad de elegir a los jugadores entre una plantilla de 23 ó 24 futbolistas. Siempre le di vueltas, pero al final terminé mirando dentro de mí. Es una etapa en la que me hubiese gustado disfrutar mucho más. El culpable de no jugar más fui yo. Soy intransigente en el plano personal y crítico conmigo mismo. Cuando uno comete errores lo importante es saber aceptarlos y no mirar hacia otro lado. Con el tiempo, me di cuenta de que pude haber dado mucho más en el Sevilla. Sería injusto echar la culpa a terceras personas.

Usted fue uno de los primeros fichajes de Monchi en Primera. El Sevilla ascendió en 2001 y le llamaron. ¿Cómo lo recuerda?

Fue a través de Joaquín y Jiménez, que eran mis agentes y lo fueron también de Monchi en su etapa de futbolista. Y Monchu, que estuvo en el Sevilla y fue compañero mío en el Sporting, puso igualmente de su parte. Otro compañero asturiano mío, Fredi, también estaba en ese momento en el Sevilla… Monchi les preguntó a todos. Futbolísticamente me conocía, pero quería saber cómo era yo como persona, cómo me entrenaba. Y así fue recopilando los informes. Él también empezaba prácticamente como director deportivo. Ascendió al Sevilla y era su estreno en la Primera división en su nuevo cargo. Monchi es una persona inteligente, muy cercana al futbolista y que desde el principio supo rodearse de los profesionales adecuados en su trabajo, en su secretaría técnica. No tengo queja de él. El trato siempre fue bueno. Cuando tuvimos la rescisión de mi contrato sí es verdad que fue un momento más delicado, pero eso es algo totalmente lógico porque cada parte tiene que mirar siempre por sus intereses. Monchi ha sido durante los últimos años una persona fundamental para el Sevilla. A todos nos sorprende lo que ha hecho. Y con el paso de las temporadas te das cuenta de que su éxito no ha sido una casualidad. La cantidad de títulos que ha ganado el Sevilla… compitiendo al máximo siempre a pesar de los cambios de entrenadores y futbolistas. Monchi ha trabajado acertando siempre, fichando a jugadores de otros mercados que han exhibido un nivel altísimo en una liga tan competitiva como la española, la más importante del mundo.

¿Puede seguir el Sevilla al mismo nivel sin Monchi?

Sería raro ver a un Sevilla sin Monchi, después de tantos años. Pero, bueno, el tiempo lo repara todo. Como en el mundo de los entrenadores, se van, llegan otros, lo hacen mejor o peor… ahora es verdad que se habla mucho del futuro de Monchi. Lo normal sería que continuase, pero cuando existe una relación de tantos años a lo mejor es el momento de elegir otro camino. Es algo que ha pasado en todos lados. Al final, los clubes están por encima de las personas y esto es algo que entra dentro de la normalidad del fútbol, acostumbrado a los cambios. La suya es una decisión muy personal en la que yo no me puedo meter más allá.

Hablando de cambios, ¿cómo define a este Sevilla de Sampaoli que visita Gijón?

Esperamos a Sevilla de mucha calidad, con jugadores de muy alto nivel y con una defensa muy estructurada pese al poco tiempo que lleva el entrenador en Europa y las dudas que despertó en algunos. Es muy meritoria la posición en la que está, apretando a los grandes, que se han dejado puntos en el camino. El Sevilla muestra una solidez importante. Es un equipo muy intenso. Tiene hasta físico, mucho músculo. Sobre todo, creo que está trabajando muy bien con Sampaoli. Ha encajado en las estructuras del club, que no se han visto resentidas con la salida de Emery. Cuando las cosas funcionan, todo es más fácil. Todavía es pronto, pero veo al Sevilla peleando arriba, en los puestos de Champions, en una liga en la que los grandes están cometiendo fallos…

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 16 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @JChevanton: Buena fortuna para esta nueva aventura @leonsfdo - 2 horas ago