Reyes levanta la Copa de la Liga Europa (Foto: AFP).
Reyes levanta la Copa de la Liga Europa (Foto: AFP).

2016: el año en el que el Sevilla le hizo sombra al Madrid y al Barcelona

Campeón de la Europa League y subcampeón de la Copa y las dos Supercopas, acaba tercero en LaLiga

Por  12:19 h.

La consecución del título mundial de clubes por parte del Real Madrid puso el broche a un curso 2016 en el que el conjunto blanco y el Barcelona reinaron con sufrimiento y el Sevilla hizo historia al revalidar la corona de la Liga Europa. El equipo del francés Zinedine Zidane puso la guinda en Yokohama a un año en el que se alzó con la Undécima Copa de Europa en Milán ante el Atlético de Madrid en los penaltis y en la prórroga la Supercopa continental en Trondheim frente al Sevilla, que había ganado la Liga Europa ante el Liverpool en Basilea.

Mientras, en casa, el Barcelona ganó con apuros la Liga por vigésimo cuarta vez, en la Copa confirmó, también en el periodo adicional, su condición de rey de copas al sumar su vigésimo octavo título ante el Sevilla e hizo lo propio en la Supercopa con la duodécima corona al superar al cuadro andaluz. En el torneo del k.o., la prematura eliminación del Real Madrid por alineación indebida en Cádiz de Denis Cheryshev y la posterior del Atlético contra el Celta, dejó el camino libre al Barcelona y al Sevilla, que dirimieron la final en el Vicente Calderón. Tuvo el partido de cara el Sevilla con la expulsión del argentino Javier Mascherano, pero no aprovechó sus ocasiones y lo pagó muy caro. El también argentino Ever Banega vio también la roja al final y en la prórroga, con las fuerzas igualadas, sentenció Jordi Alba y el brasileño Neymar puso el definitivo 2-0. El Barcelona completó su triplete nacional en agosto al hacerse con la Supercopa. Ganó 0-2 en el Ramón Sánchez Pizjuán con goles de Luis Suárez y Munir y en la vuelta remató la faena con un 3-0 gracias a un doblete del turco Arda Turam y una diana de Messi.

El Sevilla, dirigido por Unai Emery, que se ‘ganó’ el fichaje por el París Saint Germain, rubricó un nuevo doblete del fútbol español en la Liga Europa, su torneo, al que llegó procedente de la Liga de Campeones tras acabar tercero de su grupo. Fue una decepción no continuar en la principal competición europea, pero el equipo hispalense demostró tener un idilio con la Liga Europa, donde no tuvo un camino fácil y tuvo que superar al Molde, al Basilea, al Athletic (en los penaltis) y al Shakhtar Donetsk. En la final del estadio St. Jakob Park de Basilea, con el Liverpool -verdugo del Villarreal- como rival, tuvo que remontar el golazo de Daniel Sturridge en una segunda mitad pletórica, en la que un tanto del francés Kevin Gameiro y un doblete de Coke Andújar significaron el 3-1 que hacía historia. El Sevilla se convirtió en el primer equipo en ganar tres veces seguidas la Liga Europa y extendió su dominio a cinco coronas -añadidas las dos Copas de la UEFA-.

De paso se ganaba el acceso a la Supercopa de Europa otra vez ante el Real Madrid, final que tuvo lugar en el Lerkendal de Trondheim y que tuvo de nuevo a Sergio Ramos como gran protagonista, al forzar la prórroga en la prolongación con un remate salvador. El Sevilla saboreaba la victoria con un 1-2, pero emergió su exjugador para formar las tablas y enviar la contienda al tiempo añadido. Y también en el último minuto el Real Madrid demostró que hasta el final nunca se rinde y un gran gol del canterano Dani Carvajal le dio a los blancos su tercera Supercopa continental. Para completar el año, el Sevilla acaba el 2016 tercero en LaLiga, a un punto del Barcelona y a cuatro del Real Madrid. 

Redacción

Redacción