50 años después, la Copa de Europa

Por  17:50 h.

Image
Navas, en el partido ante el AEK hace tres años

Ha pasado mucho tiempo desde que el Sevilla debutase por primera vez en la máxima competición continental, tanto que incluso ha cambiado el nombre de la misma. Medio siglo de sin sabores –a excepción de estos últimos 14 meses—para que el barrio de Nervión vuelva a ser sede del fútbol de más alto nivel europeo, y no porque el juego desplegado por el equipo de casa tuviera algo que envidiarle, sino porque es el propio torneo el que determina el verdadero nivel de quienes lo disputan.

El Sevilla llega a la cita de esta noche un tanto convulsionado por el ‘caso Alves’, un jugador que primero afirmó estar a disposición del equipo blanco mientras no se concretara su traspaso, y que se ha quitado del cartel rechazando jugar el partido de hoy, es decir, negándose a pelear junto a sus todavía compañeros por lograr el ansiado objetivo de entrar en Champions.

Un Sevilla sin Alves será un Sevilla descafeinado, carente de ese todocampista que le otorgaba a los nervionenses superioridad física –y cualitativa, por supuesto—sobre cualquier rival. Juande Ramos, que ayer ocultaba como podía su enfado con el brasileño, tendrá que echar mano de un lateral puro –y un poco verde—como Andreas Hinkel o de un comodín asentado en la experiencia y veteranía como el balear Pep Martí. Unos problemas en la retaguardia que se añaden a las bajas de los titulares Escudé y Javi Navarro, pero que se ven atenuados con el regreso del goleador Kanouté, que estrena renovación y debe demostrar el porqué de sus exigencias.

En frente, un perfecto conocedor de la competición como lo es el AEK de Atenas, entrenado por un viejo conocido como Serra Ferrer –algo a lo que los sevillistas han querido restar importancia—y liderado en ataque por un grande venido a menos como Vítor Borba Ferreira, ‘Rivaldo’. Un rival al que ya se enfrentaron los de Nervión en su reencuentro con la competición europea hace tres años y al que vencieron con más apuros de los necesarios. Algo que esta noche hay que reeditar si de verdad se quiere estar entre los mejores.

{moscomment}

Redacción

Redacción