A Pamplona hemos de ir

Por  16:58 h.

ImageValga el final del conocido cántico ‘sanferminero’ para ilustrar esta previa de Copa de la UEFA entre el Sevilla y el Tottenham Hotspur, equipo inglés duro (y bueno, muy bueno) donde los haya y penúltimo escollo para repetir la gesta de hace un año. Sin embargo, antes hay que pasar por el partido de esta noche ante un equipo que muchos creyeron que, siendo séptimo en la Premier (“una liga similar a la española”, afirman algunos ilusos), la papeleta estaba resuelta antes de jugarse.

Los ingleses demostraron en Nervión hace una semana porqué lo habían ganado todo en Europa era temporada. Sin contemplaciones en defensa, presión, velocidad y calidad a partes iguales en el centro del campo y dinamita, muchísima dinamita en ataque, donde los piropos se los llevó del búlgaro Berbatov pero quien mojó fue el irlandés Robbie Keane, otro que tal baila. Un equipo que no vamos a descubrir ahora, pero que por desgracia se descubrió demasiado tarde en el Jueves Santo sevillano, donde por una vez pasó primero el calvario antes que la esperanza por Nervión.

No obstante, y sin desmerecer al rival, el Sevilla tiene que hacer realidad las declaraciones de su entrenador de que es estas ocasiones en las que da su mejor nivel. Los sevillistas, vivos (y muy vivos) en tres competiciones, tienen que desear tanto como su afición completar de la mejor forma posible esta temporada de ensueño, tratando de revalidar un título y buscando conquistar otros dos muy añorados en el club de la calle que lleva su nombre. “No me llames iluso porque tenga una ilusión”, decía hace poco un anuncio, y aunque esté muy complicado esos logros sólo están al alcance de hombres y no nombres, como ya demostró este grupo que es de lo que están formados, y al alcance también de guerreros, como apuntaron acertadamente Maresca y el capitán Javi Navarro, dejando claro que si quieren apear de la UEFA al vigente campeón van a tener que luchar hasta el último aliento para conseguirlo. Que los gladiadores de Nervión, el mejor equipo del mundo de 2006, no emule la debacle de la Armada Invencible de Felipe II. Que no se escuchen gritos ingleses de victoria en Picadilly. Y por supuesto, que no hagan despertar a esta afición, porque a Pamplona (y a Glasgow) hemos de ir.

TOTTENHAM HOTSPUR: Robinson, Stalteri, Dawson, King, Chimbonda, Zokora, Jenas, Tainio, Malbranque, Berbatov y Keane.
SEVILLAFC: Cobeño; Daniel Alves, Javi Navarro, Escudé, David; Jesús Navas, Poulsen, Renato, Adriano; Kerzhakov y Kanouté.

Árbitro: Konrad Plautz (Austria).
Escenario: White Hart Lane (20.45 horas. Antena 3).

Redacción

Redacción