A Pamplona sin Palop, Alves y Adriano

Por  13:58 h.

El Sevilla partió rumbo al Reyno de Navarra con cuatro bajas importantes en su columna vertebral, al quedarse en casa el portero Palop y los brasileños Daniel Alves y Adriano, amén de su compatriota Renato, a quien se ha preferido dar descanso para que afronte con plenas garantías el complicado calendario que se avecina.

Andrés Palop continúa con las molestias en el gemelo que le impidieron disputar el mini-derbi de Getafe y que propiciaron el debut liguero del meta Cobeño, que defenderá el portal nervionense con Javi Varas, portero del filial, como suplente.

El técnico sevillista, Juande Ramos, restó importancia al hecho de que muchos jugadores clave en su sistema ni siquiera entraran en la convocatoria, argumentando que “el que vaya tiene que estar al 100 por cien. Si fuera un partido definitivo forzaríamos, pero con lo que se avecina sería atrevido arriesgar para que luego haya recaídas. No me gustan los riesgos innecesarios”, a lo que añadió su confianza “en que los que van logren un buen resultado”.

El que sí entró en la lista fue el actual “Bota de oro” europeo, Frédérick Kanouté, quien en palabras del técnico de Pedro Muñoz ha entrenado bien en las últimas sesiones y viaja con opciones de jugar en el antiguo Sadar, donde el Sevilla no gana desde hace más de diez años. El preparador manchego se refirió a su rival de este Domingo de Ramos como “un equipo aguerrido como local, complicado y muy difícil”, al que la estadística y los números otorgan a priori el papel de favorito, “lo que complica la dificultad de ganar allí”.

Como dato anecdótico Juande Ramos afronta su particular centenario con el Sevilla, al ser su partido número 100 con los de Nervión. Un apunte que el entrenador sevillista reduce a la máxima de todos los partidos: “Queremos ganar para poder competir hasta el final y tener opciones” en las tres competiciones en las que el Sevilla se mantiene vivo.

Redacción

Redacción