A por el más difícil todavía con Maquiavelo en mente

Por  13:06 h.

ImageEsta noche echa el telón la temporada liguera más exitosa de las últimas cuatro décadas para el Sevilla FC. No en vano, si la jornada termina de la misma forma que empieza, los de Nervión terminarán la Liga en tercera posición 37 años después, pero eso será si el grupo de Juande Ramos, el único de todo el continente capaz de llegar al final de las competiciones disputadas este año con opciones de alzarse campeón, empieza por no ganar al Villarreal. Como bien dijo el técnico sevillista, de nada sirve que los rivales tropiecen si el Sevilla no es capaz de ganar su partido.

Como ya se sabe, si este Sevilla quiere erigirse de nuevo como campeón tiene que vencer en cualquier supuesto y esperar que el Madrid no gane y que el Barcelona. Eso si no contamos con el maquiavélico final del que hablaba nuestro compañero de ABC de Sevilla Juan Manuel Ávila, con un triple empate que dejaría al Barcelona como tercer clasificado y que quizás -y sólo quizás- haría que los barcelonistas ‘se suicidaran’ en Tarragona con tal de que la diosa Cibeles pase una noche más, por cuarto año consecutivo, una plácida noche. Una posibilidad remota, pero posible.

Mucho se ha hablado de este último partido pero nada del rival, un buen equipo, con muy buenos jugadores, que llega con la necesidad de ganar para asegurarse la participación en la próxima campaña la Copa de la UEFA. No obstante, no han querido aprovecharse del galimatías de la FIFA y han dejado a sus internacionales sudamericanos con sus selecciones, por lo que vienen sin Forlán –espectacular su final de Liga-, el chileno Matías Fernández y el boliviano Peña, amén del argentino Gonzalo Rodríguez, quien ha sufrido una recaída en los ligamentos de la rodilla que se destrozó hace casi un año en el Trofeo Ramón de Carranza.

Estos ingredientes preceden al último partido de esta Liga para el recuerdo en el Ramón Sánchez-Pizjuán, que además servirá para que el incombustible David Castedo se despida de la que ha sido su casa y su afición los últimos siete años. Un jugador que cada vez que ha participado lo ha hecho a un notable nivel, destacando en la mayoría de ocasiones como uno de los mejores y sin duda el mejor lateral zurdo de esta plantilla, al menos a juicio de quien esto escribe. Habría que preguntarle a quien corresponda si de verdad el mallorquín no tiene sitio en un Sevilla de Champions.

{moscomment}

Redacción

Redacción