A por la Liga… y a Glasgow

Por  14:07 h.
Image

Hace un año, el Sevilla se enfrentaba días antes de la finalísima de Eindhoven al Getafe, hoy rival en otra final, y a quien se quitaba de en medio con un 3-0 dando un recital de buen fútbol -“el Sevilla perfecto”, se llegó a titular en algunas crónicas-, que es a lo que tiene acostumbrado este equipo a su afición. Sin embargo, el partido de esta noche tiene otros matices bien distintos. MIentras aquel Getafe no se jugaba nada, este Recreativo pelea por un puesto la próxima temporada en la Copa de la UEFA, y más si cabe después de la machada del cuadro azulón ante el Barcelona, que cada vez se acerca más al manido tópico del gigante con pies de barro.

El Recreativo de Huelva está haciendo una excepcional temporada. Recién ascendido, lleva toda la temporada dando de qué hablar por su gusto por el buen fútbol, su toque y esa pedazo de delantera que tiene (que le pregunten a Cannavaro hacia dónde iba el recorte de Uche en su gol en el Bernabéu).

No obstante, si por algo se caracteriza Juande Ramos es por refrescar a su equipo dando entrada a cinco o seis jugadores sin que apenas se note y el altísimo nivel se mantenga. Además, ha asegurado que el ‘once’ de esta noche no estará compuesto por jugadores no habituales, pero en esta plantilla ese cartel lo tienen Fernando Sales y Cobeño.

Por tanto, este Sevilla histórico se enfrentará al mejor Recreativo que se recuerda en el enfrentamiento de rivalidad regional de más nivel entre ambos conjuntos. Un duro envite que este equipo está obligado a ganar para esperar así un resultado propicio del Valencia-Zaragoza que deje prácticamente hecha la clasificación para Champions… y a ver qué hace un Barcelona tocado al que le espera una bronca de su público, porque a lo mejor aún hay Liga a la vista. Lo primero, lo de esta noche, es lo primero, y después ya vendrá el sueño de Glasgow.

{moscomment}

Redacción

Redacción