“El acuerdo puede estar cerca, pero sólo si el Sevilla se decide”

Por  0:30 h.

Cigarini y Guarente formaron pareja en el AtalantaMientras que la plantilla del Sevilla continúa la concentración en Costa Ballena, uno de los futbolistas por los que se ha interesado el club de Nervión, el mediocentro Luca Cigarini, sigue atentamente, desde su país, Italia, los distintos movimientos que se están dando entre el Nápoles, el club al que pertenece, y el propio Sevilla. El futbolista ya le ha dado el «ok» a Monchi y confía en que pueda cerrarse la operación. «Creo que me vendría muy bien la Liga española por mis características. El Sevilla es uno de los grandes de Europa y a cualquiera le gustaría jugar allí. Además, está Tiberio (por Guarente), con el que me entiendo muy bien. Jugamos juntos en el Atalanta y fue una experiencia gratificante. Él es un jugador muy bueno y estoy seguro de que la experiencia en el Sevilla será positiva», fueron las palabras de Cigarini a ABC, en las que mostró su único deseo de recalar en el Sevilla. Sin embargo, en el Nápoles están algo sorprendidos por cómo se ha llevado, por parte del Sevilla y en las últimas horas, las negociaciones. Lejos de mandar un mensaje de tranquilidad, los rectores del club del sur de Italia entienden que la negociación podría complicarse bastante si el Sevilla no se mueve con celeridad. Dicho de otro modo, y según fuentes del club napolitano, se llegó a un acuerdo previo —a falta de unos matices— con el club nervionense, pero hace ya unos días que el Sevilla no se mueve.

Antes del fin de semana

En cualquier caso, en el Nápoles confían en que se cierre la operación antes del fin de semana. «Yo lo que le puedo decir es que no podemos esperar tanto. Si mañana —por hoy para el lector— no nos dicen nada nos veremos obligados a negociar con otro club que también está interesado en contratarle. ¿Cuál? No le diré qué entidad es, pero sí le reitero que están a la espera de iniciar las conversaciones. ¿Si con el Sevilla está cerca el acuerdo? Sí, puede estar cerca, pero sólo si se deciden», señaló su presidente, Aurelio De Laurentiis, ayer por el mediodía.

También el director deportivo de la entidad napolitana, Riccardo Bigon, se mostró de forma parecida. «Las próximas horas pueden ser claves. Vamos a ver qué es lo que ocurre. Habrá conversaciones con el Sevilla», explicó el dirigente. Bigon entiende que el futbolista quiera jugar en la Liga española, pero explica que ahora mismo la pelota está encima del tejado de la entidad presidida por Del Nido. En el Nápoles han aceptado la cesión con opción de compra pues ven en la marcha del jugador a España una de las mejores opciones para que el jugador vuelva a ser el futbolista prometedor que sorprendió en el Atalanta. Sin embargo, en el club de Nervión no quiere precipitarse y es por ello por lo que se están tomado con cierta calma los contactos con el Nápoles. Ya declaró hace unos días el presidente, Del Nido, que si, hiciera falta, se iba a contratar más jugadores, pero también certificó que no había prisas. Para más inri, el propio Antonio Álvarez subrayó públicamente que no tiene urgencia en este sentido y que estaba tranquilo con el devenir de la concentración en Costa Ballena. Así las cosas, el agente del jugador, Giovanni Bila, reconoció que en el día de ayer no se había producido ninguna novedad, al mismo tiempo que señaló, al preguntarle por las palabras del presidente del Nápoles, que había otros clubes que ya se habían interesado. «El jugador está muy deseoso de jugar en el Sevilla. El Nápoles ve con buenos ojos la cesión con opción de compra. Ahora falta que todo se concrete», subrayó.