Alfaro y Rodri, alternativas de la casa para apuntalar el ataque

Por  0:30 h.

Aunque todo esté un poco a expensas de lo que pueda suceder finalmente con Luis Fabiano y, en menor medida, con Jesús Navas, el Sevilla no tiene pensado mover ficha este año en ataque. Al menos eso es lo que ha dado a entender el director deportivo en su reciente entrevista al periódico del club. En la misma alababa la solvencia de los jugadores de ataque que sigue teniendo en nómina y que ya requirieron la más alta inversión de la historia del Sevilla el pasado verano, cuando se emplearon catorce millones de euros en la llegada de Álvaro Negredo procedente del Real Madrid.

Por ello no es de extrañar la respuesta de Monchi cuando se le preguntó por la posibilidad de que parte del presupuesto destinado a reforzar la plantilla del curso que viene se invierta en el ataque. «Es de los puestos que tenemos más cubiertos. Están Kanouté, Luis Fabiano, Negredo, Alfaro, Acosta, Rodri… Los primeros son más jugadores de referencia, y Acosta y Rodri son más versátiles. También tenemos futbolistas de trabajo en la mediapunta… Si comparamos la delantera de otros equipos del nivel de la Liga española e incluso europea con la del Sevilla, creo que ganamos», señaló Monchi a SFC periódico.

En esta respuesta también va implícito el hecho de que no se cuenta para la temporada que viene con Chevantón y Koné, las apuestas de riesgo (por el dinero invertido en ellas) que se hicieron para el ataque en los veranos de 2006 y 2007. Tampoco ha dado sus frutos, de momento, la realizada al año siguiente, el argentino Lautaro Acosta, cuyos reiterados problemas de tobillo le han impedido tener la continuidad necesaria para comprobar si de verdad está capacitado para jugar en un equipo de las exigencias del Sevilla. En principio se sigue contando con el ex jugador del Lanús para la temporada que viene, pero su tobillo dirá si está en condiciones de pelear un puesto en el muy competitivo ataque sevillista.

Al mismo se incorporará de nuevo Alejandro Alfaro. El jugador de La Palma del Condado se ha fogueado suficientemente en la máxima categoría después de jugar 36 partidos —sólo se perdió los dos en que debía medirse al Sevilla— como titular en el Tenerife. Antonio Álvarez cuenta con él para jugar en todo el frente de ataque, bien caído a una banda o como segundo punta. Aunque sus registros goleadores no han sido los mismos en Primera (siete tantos) que en Segunda (20), se confía en sus cualidades para convertirse la próxima campaña en una alternativa más para la delantera.

También se confía en lo que pueda aportar Rodrigo Ríos, «Rodri». Ya hizo la pretemporada el verano anterior a las órdenes de Manolo Jiménez, después de su espectacular fin de curso con el Sevilla juvenil que se proclamó campeón de Copa, por segundo año consecutivo, a las órdenes de Ramón Tejada. Ahora cuenta con el aval añadido de su buen rendimiento en el filial —sus tantos han sido vitales para que el Sevilla Atlético se haya mantenido en Segunda B— y de su determinante gol al Almería que dio a la postre la cuarta plaza, con todo lo que ello supone. Es un futbolista en formación de características muy diferentes a Luis Fabiano, Kanouté o Negredo, pero con un olfato goleador estimable y que se confía en que pueda estar en consonancia al de estos tres delanteros ya totalmente contrastados.

Por todo ello, no parece que se vaya a mover ficha arriba si finalmente Luis Fabiano se queda. «El número de refuerzos oscila entre tres y cuatro jugadores aunque depende de si alguno de ellos puede ser versátil. También depende de si el mercado no nos obliga por que haya una oferta irrechazable y alguien pueda salir. Una posición en la que vamos a hacer un esfuerzo importante es la de mediocentro. Vamos a buscar más competencia. Posiblemente también llegue alguien para el puesto de central», señaló.

Puedes leer este artículo en ABC de Sevilla