1-0: Hemorragia descontrolada

Por  22:19 h.

Sevilla FC: Melo y Acasiete celebran el tanto almeriense ante la frustración de Martí y KanoutéOctava derrota del Sevilla FC en Liga de nuevo propiciada por una jugada a balón parado que el rival supo sacarle todo el provecho ante el que está negado el conjunto sevillista, inmerso en una crisis liguera sin paliativos y coqueteando peligrosamente con la zona baja. Para más INRI, la victoria del Almería estuvo adornada por una serie de errores por parte del equipo adiestrado por Manolo Jiménez, quien parecía conformarse con un puntito frente a una escuadra local que pese a jugar con uno más –¿en qué pensaba Alves para hacer esa entrada en el primer minuto de la segunda parte ya con una tarjeta?—no se mostraba superior a los nervionenses.

El Sevilla comenzaba el partido mostrando personalidad, tocando y teniendo ocasiones, pero un gran Diego Alves evitaba una vez tras otra el gol sevillista. Sin embargo, todo se torció en la segunda parte primero con la estúpida expulsión del brasileño, segundo con la retirada del único mediocentro que podía organizar algo como Renato y, por último, el recurso al pelotazo para llegar arriba. Todo un regalo para la defensa local, que simplemente tenía que despejar para alejar el peligro.

Además, pese a que el Sevilla seguía teniendo la pelota y mostrándose superior al Almería, Jiménez prefirió no mover el banquillo para así buscar un cambio que posibilitase más mordiente arriba. Así se llegó al final del partido, así llegó el gol almeriense y, entonces, en el descuento, entró un delantero –Chevantón, hasta hace poco sin ficha y hoy el revulsivo del equipo—para tratar de arreglar el desaguisado. Ya lo decía aquél: quien busca el empate pierde, y a eso parece que se está acostumbrando el Sevilla en Liga.

Redacción

Redacción