Álvaro Negredo: «Todos los equipos irán a por nosotros»

Por  0:30 h.

Negredo, en una rueda de prensa de la selecciónAguanta con buen temple y paciencia el acoso de los periodistas. Álvaro Negredo se toma la cosa con tranquilidad y una sonrisa que no parece forzada. El ariete es uno de los nueves que pugna por hacerse un hueco en la jaula de tiburones en que se ha convertido la punta de ataque del equipo de Vicente del Bosque. No ha llegado Llorente, pero la lucha por quedarse es feroz.

—Se ha puesto crudo esto del nueve.
—Puff, y tanto. La verdad es que está difícil, pero para eso he venido, para trabajar duro, para jugar lo mejor posible y para hacer las cosas bien.
—Si no hubiera tenido tantas lesiones esta temporada quizás habría venido con un tono más alto.
—No lo tengo claro. Puede que sí y puede que no. Nadie lo sabe. Lo que está claro es que no he llegado mal al final de la temporada. Acabé a un buen nivel, aunque lo cierto es que a nivel de club no ha servido para mucho. Pero al menos he intentado acabar lo mejor posible y gracias a eso el seleccionador ha confiado en mí.
—Mirando el vaso medio lleno se puede decir que llegó más fresco.
—Sí, eso es verdad, tengo menos partidos que el resto porque me he perdido bastantes encuentros. Así que en ese sentido sí que puedo tener ventaja, pero por otro lado he tenido lesiones que han hecho que luego me costara coger el ritmo.
—Viene aquí, con los medios de comunicación encima, la campeona de Europa y del mundo… ¿Se nota el peso de la responsabilidad?
—Es lo que toca en estos momentos. Está claro que al ser campeones de Europa y del mundo te van a pedir más. En ese aspecto sabemos que todas las selecciones van a ir a por España porque son conscientes de que somos los que mejor fútbol realizamos. Así que vamos a tener todas las dificultades del mundo.
—No se sabía a ciencia cierta si iban a llamar a Torres, pero cuando Del Bosque le llamó, ¿qué pensó, que ahora sí que estaba la cosa chunga?
—Bueno, yo sí que pensaba que iba a venir porque es un jugador que siempre ha contado para el seleccionador. Pero yo estoy aquí para intentar demostrar que se puede contar conmigo venga quien venga.
—En esta clase de concentraciones uno va al cien por cien, pero tal y como están las cosas en la delantera, ¿sale al doscientos por cien?
—Siempre que vienes a la selección tienes que dar un pasito más hacia delante y sacar todo lo que tienes.
—Uno, francamente, se pone en su piel y le entra un ataque de ansiedad sabiendo que se lo juega todo en apenas cinco o seis días.
—La verdad es que sí, pero yo intento no pensarlo mucho, procuro pensar en otras cosas, hacer vida fuera de lo que es todo esto. Luego, en el entrenamiento, sí, vas a por todas pero cuando salgo del campo busco estar con el grupo, con los compañeros, e intento evadirme de esos pensamientos.
—Todos sabemos que en el Sevilla hay buenos pasadores, sobre todo Rakitic, pero claro, viene aquí y tiene a esos «enanos» detrás que estás empezando a moverte y ya saben dónde vas a ir y ahí te la colocan. Debe de ser bastante flipante ¿no?
—Sí, son unos jugadores alucinantes. Ya les conocemos. Tienen tal calidad que ven tus movimientos sin que tú pienses que te han visto. Das un paso adelante y cuando crees que no te van a dar el balón te aparece delante. Eso les hace diferentes y yo tengo la suerte de poder contar con ellos.
—¿Qué cree que puede aportar a nivel técnico a este equipo?
—Recibir de espaldas, movilidad cayendo a las bandas… A mí me favorecen mucho los pases que da esta gente porque busca continuamente la espalda de los defensores