“Al presidente lo conocemos y sabemos su forma de ver las cosas”

Por  13:08 h.

Daniel Alves era el futbolista que pasaba por sala de prensa en el mediodía y, como era inevitable, se le cuestionaba por su futuro profesional, tras unos días en que su nombre ha vuelto a ser vinculado a Real Madrid y FC Barcelona. En un primer momento declaraba sobre las ofertas que ese tema “no me preocupa para nada, sé lo que tengo en la cabeza. Estoy acostumbrado siempre lo mismo, el mismo suponer…”, si bien luego recuperaba el discurso de que su meta está en “mejorar”: “Yo las cosas las tengo clarísimas, desde que llegué dejé muy clara mi intención y la mantengo. Las mentiras no me gustan, siempre llevo la verdad por delante y las cosas lo más claras posibles, y quiero mejorar, y si mejorar pasa por dejar el Sevilla lo siento mucho. Las personas que me quieren se alegrarán por eso”.

En este sentido y el de la presunta oferta del FC Barcelona para ficharle, que fueron la causa de que José María del Nido ironizara sobre el precio del internacional carioca y sus botas, Alves expresaba que “al presidente ya lo conocemos y sabemos su manera de llevar las cosas. Tiene su palabra y su pensamiento, igual que yo, y tengo que respetar su mentalidad. Estoy acostumbrado, llevo muchos años aquí”.

En cuanto a la posibilidad de que ya exista una promesa por parte del presidente de la entidad de venderle este verano, Daniel negó este extremo afirmando que "yo no vivo de promesas. Las conversaciones que tengo con el presidente son privadas. No tengo ninguna promesa de que me vaya a vender. Él sabe cómo lleva el club, que ha llegado donde ha llegado y pienso que no debe cambiar su forma de ser".

Además, también se mostró en cierto modo resentido por las críticas hacia algunos jugadores del equipo tras la derrota en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid, equipo al que presuntamente apuntaban algunos de ellos según ciertos medios de comunicación de la capital de España: “Una cosa es lo que pasó en verano de los rumores de mi salida y otra las tonterías que dice la gente, que si hay futbolistas que no están metidos porque se había hablado de que el año siguiente estarían allí… no hablamos con niños de tres años. Siempre se ha hablado de las posibilidades de salir del Sevilla, pero eso son cosas que molestan, intentamos ganar el partido, que las cosas salgan lo mejor posible, y después escuchamos estos comentarios. Eso duele porque sabes que no es así”.

En otro orden de cosas, también se refirió a las posibilidades de lograr el objetivo de entrar en Liga de Campeones, algo de lo que conocen su dificultad, pero en lo que no cejan en su empeño: “Sabemos que en el momento en que la cosa no depende de ti es más complicado. Tenemos en nuestra mente que el objetivo queda un paso por delante porque lo hemos dejado pasar. Tenemos que conseguir el máximo de puntos posible y estar ahí para cuando nuestros rivales se descuiden”. Sin embargo, no consideraría un fracaso no entrar en Champions League, ya que “hace tres años era una alegría entrar en UEFA. Ése fue el principio del cambio del Sevilla al ganar la UEFA. Nuestr objetivo es meternos en Champions, pero también debemos tener en mente entrar en UEFA, porque es lo que nos ha cambiado la vida”, concluyó.

Redacción

Redacción