Análisis de la temporada: la gran apuesta no estuvo al nivel esperado

Por  12:30 h.

Si hay algo temible en el Sevilla FC esa es su delantera. Kanouté y Luis Fabiano forman una de las parejas goleadoras más efectivas y rentables del fútbol mundial. A pesar de que el primero tiene ya una edad, y que el brasileño es un poco disperso en lo mental, ambos han vuelto a ser claves en la buen temporada del club de Nervión. Sin embargo, el punto negro de esta línea ha estado en la gran apuesta de la temporada, y fichaje más caro de la historia del club, Álvaro Negredo. Tras un comienzo prometedor, el futbolista se aburrió y perdió los papeles en más de un partido, viendo expulsiones sin sentido que se colmaron con actuaciones pésimas que acabaron con la paciencia de la grada.

Kanouté

El malí ha vuelto a cuajar una temporada notable. A pesar de los problemas físicos propios ya de la edad que atesora, el malí se echó el equipo a sus espaldas y cuajó sus mejores actuaciones cuando más lo necesitaban sus compañeros. La recta final de campeonato del malí fue determinante en un con junto agotado físicamente. Además, en momentos complicados de juego de la etapa Jiménez, el ariete africano era el faro y referencia del estilo sevillista, notándose sobremanera su ausencia en el césped. Los 12 goles de Kanouté en poco más de 27 partidos hablan a las claras de la importancia que aún tiene uno de los mejores jugadores y segundo goleador histórico del Sevilla FC.

Luis Fabiano

Se le discutió, un año más, por su supuesta falta de implicación y su marcha antes de la final de la Copa del Rey, en la que no pudo actuar por lesión. Pero lo único cierto es que el delantero titular de Brasil es clave en la parcela ofensiva. Completo en su juego y totalmente determinante de cara a puerta, sus 15 goles y 3 asistencias completan, junto a Kanouté, una de las parejas más goleadoras de la historia, sumando entre los dos 200 goles. Este verano será movidito, como todos, respecto a su futuro, pero su permanencia será garantía de éxito en los objetivos de la próxima temporada.

Negredo

Llegó como la gran apuesta de la secretaría técnica el pasado verano, desembolsando el Sevilla la mayor cantidad jamás pagada por un jugador. Sus buenas actuaciones en el Almería propiciaron que 15 millones de euros volaran a Madrid para que Negredo aterrizase en Nervión. Sus primero partidos hicieron valer esa cantidad. Por juego y goles el de Vallecas se ganó su debut (en el que llegó a hacer un doblete frente a Bosnia) con España e incluso se habló de que el Real Madrid estaba pensándose repescarlo para la siguiente temporada.

Pero todo se torció. El vallecano ha sido el jugador que más partidos jugó la pasada temporada y menos goles convirtió. Empezó a cuajar actuaciones muy mediocres y se le veía incómodo en el campo. Tanto es así que llegó a sufrir tres expulsiones muy polémicas por su evidente estado de nervios. La que colmó el vaso fue la sufrida en Almería por insultar al asistente, dejando a su equipo con uno menos en un choque en el que se jugaba la vida. Su posterior error en la final de Copa del Rey terminaría con un año en el que la grada mostró su desencanto con Negredo, al que llegó a silbar en varias sustituciones.

Acosta

El argentino sigue enfrascado en continuos problemas físicos, especialmente en su tobillo, que le están impidiendo demostrar si tiene el nivel suficiente para seguir formando parte de la plantilla de un equipo Champions.

Rodri

Se convirtió en el gran protagonista del año por su gol en Almería. Cuando casi todo el sevillismo se veía relegado a jugar la Europa League la próxima campaña, el canterano cazó un balón de media chilena que convirtió en un gol histórico para el Sevilla FC. Antonio Álvarez tiene mucha fe en este menudo chaval y a buen seguro tendrá oportunidades la próxima temporada.