Análisis de la temporada: otro año de ‘San Palop’

Por  15:10 h.

Termina una nueva temporada y si hay un puesto en el que no se ha dudado sobre la necesidad de reforzarlo es en la portería. Palop ha vuelto a ejercer de santo salvando en numerosas ocasiones a su equipo, sobre todo en los peores partidos del equipo sevillista, y dejando poco lugar a lucimiento del sufrido Javi Varas. Este verano volverá a pasar sin que llegue un refuerzo a la portería sevillista, ya que los rectores están contentos con los mimbres con los que cuenta, y en particular con su veterano capitán, que no parece acusar los 36 años que tiene. De todas formas, a buen seguro que la secretaría técnica ya trabaja en reforzar esta posición en próximas campañas.

Palop

La temporada del cancerbero de l’Alcudia ha vuelto a ser espectacular. En año de Mundial muchos han sido los que han mostrado su desacuerdo por la no inclusión de Palop en la lista de pre convocados para la cita en Sudáfrica (al menos por delante de Diego López y De Gea). Su comienzo de campeonato fue acorde con el del equipo, ayudando al once de Jiménez a ser un equipo sólido en defensa. Tanto es así que sus compañeros deben agradecerle en gran parte el título de Copa del Rey logrado ante el Atlético de Madrid, debido a las espectaculares actuaciones frente a Barcelona, en casa, y Getafe, en Madrid. El valenciano resistió el asedio para meter a los suyos en la gran final.

En su contra queda su peor error de la temporada, en la vuelta de los octavos de final de la Champions fallando en el segundo gol del CSKA, cuando no supo desviar un disparo lejano de Honda. En los últimos partidos de liga quizás se le vio algo nervioso, incluso fallón, pero no quita que sea un pilar indiscutible de este Sevilla, dentro y fuera del campo.

Javi Varas

La sombra de Palop es muy alargada y sólo una lesión de su compañero le ha permitido disputar algunos encuentros esta temporada. El de Pino Montano jugó los dos partidos contra el Stuttgart, y Ciudad Lorquí, y tres encuentros de Liga, en los que volvió a mostrarse como un portero seguro, sobrio y sin estridencias. Cumple perfectamente su papel de portero suplente, y reivindica con partidos como el de Alemania que tiene mucho que decir en el futuro de la portería del Ramón Sánchez Pizjuán.