Antes de entrar dejen salir

Por  12:01 h.

ImageLa planificación de la plantilla del Sevilla FC para la próxima temporada sigue su curso, pero con el trabajo añadido para la secretaría técnica de tener que formar un filial competitivo para que su estancia en Segunda División no sea flor de un día. Así, al mismo tiempo que se sondea el mercado de fichajes se busca colocar a aquellos futbolistas que no entran en los planes de Juande o que simplemente no han dado el rendimiento esperado, y que no se vería con malos ojos su salida del club.

La delantera es una parcela que se quiere mejorar muy concienzudamente. En ella, ni Luis Fabiano ni Chevantón han dado el rendimiento esperado, por lo que se prevé que uno de los dos salga del equipo. Luis Fabiano es el que tiene mejor cartel, después de haber logrado todos los títulos de este Sevilla reciente, además de que ha dado un mayor rendimiento en su segunda temporada y, sobre todo, el hecho de que en los próximos meses pueda lograr la doble nacionalidad hace que su cotización suba.

Ernesto Javier Chevantón, por contra, no ha ofrecido una respuesta en el campo acorde con el gran desembolso realizado hace menos de un año. No obstante, sus buenos números -nueve goles entre Liga, Copa del Rey y UEFA- pese a ser el delantero menos utilizado, y el buen recuerdo que dejó en Italia y Francia tras su paso por Lecce y Mónaco hacen que no haya perdido todo su caché internacional. Incluso desde Italia se apunta que Lazio y Cagliari estarían interesados en el jugador, pero su oferta está alejada de lo que el Sevilla vería como una recuperación de parte de lo desembolsado por el charrúa.

En mediocampo, el héroe de hace dos temporadas, el italiano Enzo Maresca, se ha visto relegado hasta ocupar el cuarto puesto en el orden de preferencias del técnico sevillista en cuanto a los cuatro mediocentros de la plantilla. Su indudable calidad no le ha servido para ganarse un puesto debido sobre todo a su estado de forma, que no le permitió en toda la temporada estar al mismo ritmo que sus compañeros, y también desde el país transalpino llegan cantos de sirena -concretamente desde el campeón del Scudetto, el Inter- dado su buen cartel, que podría propiciar un traspaso satisfactorio para ambas partes.

Por otro lado, el Real Murcia pretende la cesión tanto de David Cobeño como del canterano Alejandro Alfaro, dadas las buenas relaciones entre ambos equipos -el año pasado desembarcaron en la Nueva Condomina Antoñito, Notario, Pablo Ruiz, Gallardo, Bruno y Aranda-, y que en el caso del guardameta sería muy factible dado que en la portería se le quiere hacer hueco al italiano Morgan de Sanctis. El caso del de La Palma del Condado es distinto, ya que el filial ha ascendido y, dada su proyección, desde el cuerpo técnico se le quiere tener jugando todos los minutos posibles liderando el proyecto del Sevilla Atlético, además de poder así echar mano del canterano cuando se crea oportuno. En cuanto a Bruno y Gallardo, ayer se firmó el traspaso del primero al cuadro pimentonero, y en el caso del segundo se está en negociaciones para que permanezca en el equipo recién ascendido.

Por último, están los casos de Jesuli y Fernando Sales, dos jugadores con importantes fichas y que no cuentan para nada visto el rendimiento aportado. El de Torreblanca vuelve de una cesión a la Real Sociedad, donde no pudo aportar gran cosa debido a una inoportuna lesión, y el jugador llegado del Valladolid con vitola de estrella -que en ningún momento ha justificado su fichaje- es el más difícil de colocar, pero en cualquier caso ninguno de los dos tiene sitio en este Sevilla de Champions que se pretende formar.

{moscomment}

Redacción

Redacción