Vincenzo Montella, junto a Arana, en el entrenamiento del Sevilla FC. Foto: J. J. Úbeda
Vincenzo Montella, junto a Arana, en el entrenamiento del Sevilla FC. Foto: J. J. Úbeda

“Arana es muy profesional”

Su representante asegura que no tiene ningún problema físico y que sus ausencias en las convocatorias se deben a una «decisión del entrenador»

Por  4:00 h.

Guilherme Arana fue el primero de los cuatro fichajes invernales del Sevilla que aterrizó en Nervión y va a ser el último en estrenarse con la camiseta blanquirroja. Hasta ahora, ni el agotamiento que ha evidenciado Escudero en algún que otro partido ni el apretado calendario del mes de enero, en el que tuvo oportunidades hasta Carole, tercero en discordia en la lucha por el puesto de lateral izquierdo y recientemente excluido de la lista para participar en la Liga de Campeones, han propiciado el debut del brasileño. El motivo de sus reiteradas ausencias en las convocatorias no es otro que la baja forma con la que llegó a la capital hispalense, algo que no ha terminado de dejar atrás y que llegó a reconocer públicamente el propio Vincenzo Montella. «Lleva dos meses de inactividad y se nota que está un poco detrás del equipo. Hay que tener paciencia. Él tiene voluntad pero hay que ir con calma», afirmó el entrenador italiano en sala de prensa.

Fernando García, representante de Arana, tiene una visión ligeramente distinta. A su juicio, el futbolista nacido en Sao Paulo ya se encuentra en plenas facultades y ha tenido un comportamiento ejemplar desde que estampó su firma con el Sevilla. «Guilherme es muy profesional. Si no juega es por decisión del entrenador, no porque tenga un problema físico», reconoció a ABC de Sevilla. En todo caso, el empresario brasileño resta importancia al hecho de que sea el único jugador de la plantilla que aún no ha debutado y, al igual que Montella, piensa más a largo plazo. «No hay preocupación porque estamos aún en el comienzo de su etapa en el Sevilla y va a tener mucho tiempo por delante para exhibir su fútbol. He hablado con él y está tranquilo», remarcó. Lo cierto es que el Sevilla ha apostado muy fuerte por Guilherme Arana pensando en el futuro, sí, pero también en el presente. Tanto es así que los once millones de euros desembolsados por el 80 por ciento de su pase suponen la tercera inversión más fuerte de la temporada tras las de Muriel (21,5) y Kjaer (12,7). Además, Arana puede presumir de ser el lateral más caro de la historia del club nervionense tras haber superado el récord que ostentaba Konko (8,5 millones al Genoa en el año 2008). Y a pesar de todo ello, las cifras de su fichaje son muy inferiores a las que el Corinthians, su club de procedencia, solicitaba en el mercado estival, de ahí que la dirección deportiva que comanda Óscar Arias considere esta operación como una «oportunidad de mercado» que había que aprovechar.
Cuándo cesará la inactividad de Arana sigue siendo una incógnita, aunque todo hace indicar que en el choque de este sábado contra la Unión Deportiva Las Palmas podría tener sus primeros minutos, ya que Montella tiene previsto hacer rotaciones pensando en la cita europea contra el Manchester United que se celebrará sólo unos días después. El primer espada, Escudero, acumula ya 2.610 minutos repartidos en 29 encuentros de todas las competiciones, mientras que Carole ha participado en nueve partidos acumulando un total de 810 minutos. Se da la circunstancia de que el Sevilla firmó en el mercado invernal a otro lateral acostumbrado a jugar en el costado izquierdo, Layún, aunque con la idea de competir por el puesto de lateral diestro con Corchia y Jesús Navas, cuya reconversión está siendo muy productiva.
Arana no juega un partido desde hace dos meses y medio. Concretamente, desde el pasado 26 de noviembre, cuando se despidió de su antiguo equipo en un Corinthians-Atlético Mineiro (2-2). Poco después el lateral zurdo inició un periodo vacacional que se prolongó hasta el 10 de enero, día en el que se puso a las órdenes de Montella por primera vez, si bien justificó que había estado ejercitándose por su cuenta durante las fechas navideñas. Sea como fuere, Arana no llegó en buenas condiciones físicas y en estos momentos se encuentra realizando su particular pretemporada, con el importante matiz de que el Sevilla ya no disputa amistosos y sí partidos muy importantes en las tres competiciones en las que se haya inmerso. Otros recién llegados como Roque Mesa y Sandro también están llevando a cabo planes específicos para ponerse al mismo ritmo que sus compañeros, aunque en sus casos la diferencia era mucho menor y buena prueba de ello es que ya fueron titulares en Eibar. Layún sí venía más rodado del Oporto y es el refuerzo invernal que más ha sido utilizado por Montella hasta el momento.
Irónicamente, los números dicen que la condición física nunca había sido un problema para Arana. De hecho, disputó 32 de los 38 partidos de la partidos de la Serie A brasileña, 30 de ellos completos, y otros tres de la Copa Sudamericana en los que también jugó de inicio y no fue sustituido por su entrenador Fábio Carrille, quien recientemente reconoció que el jugador firmado para sustituir a Arana (Juninho Capixaba) aún está muy lejos de igualar el nivel del ya jugador sevillista.