Así es el Wanda Metropolitano

Te desgranamos las características de la sede de la final de la Copa del Rey entre el Sevilla FC y el Barcelona

Por  15:42 h.

El Sevilla FC y el Barcelona disputarán el 21 d abril la final de la Copa del Rey en el Wanda Metropolitano de Madrid. El estadio, que fue inaugurado el pasado 16 de septiembre en un encuentro que vencieron los rojiblancos al Málaga gracias a un gol de Griezmann, llevaba contruyéndose desde el año 2011. El nuevo coliseo rojiblanco está situado en en el distrito de San Blas-Canillejas, al noreste de la capital de España y tiene capacidad para 67.829 espectadores, aunque tanto el conjunto sevillista como el azulgrana recibirán unas 22.000 entradas cada uno.

Hay varas características llamativas del Wanda Metropolitano, como que el 96% del estadio esté cubierto, que está construido íntegramente en hormigón, aunque la cubierta esté compuesta de fibra de vidrio, que posee 4.000 plazas de parking, con 1.000 en el interior y 3.000 en los aledaños y que también se puede llegar en la línea 7 del Metro de Madrid y en autobús de línea.

Los aficionados sevillistas tendrán a su disposición todas las comodidades posibles en el Wanda Metropolitano, ya que cuenta con dos fan zones, una en cada Fondo, una grada de 19.000 espectadores en la que no se permite fumar, posee tres videomarcadores, ubicados en los Fondos y en el Lateral Este y existen multitud de asientos vips, boxes y palcos para los espectadores que lo deseen. En definitiva, el Wanda Metropolitano es uno de los estadios más modernos de Europa y por ello acogerá la final de la próxima edición de la UEFA Champions League.