Bajas que originan un rompecabezas para Marcelino

Por  5:00 h.

Perotti es atendido por los médicos en el partido ante el SportingHace pocas semanas se destacaba en el entorno del Sevilla el hecho de que al fin las lesiones parecían estar respetando al equipo. Pues ha sido mentar a la madre para que esta responda. Negredo fue el primero, con una pequeña rotura muscular que no terminó de curarse antes de que se le alineara con el Atlético de Madrid, lo que supuso que el vallecano se haya perdido el encuentro ante el Sporting y sea duda hasta última hora para la próxima visita al Camp Nou ante el Barcelona. El ariete aún no se ha ejercitado sobre el césped de la ciudad deportiva y sigue llevando a cabo un tratamiento conservador al margen para intentar reaparecer ante el conjunto de Pep Guardiola. Sin duda alguna, la recuperación del ariete más en forma del equipo sería una noticia muy positiva para Marcelino esta semana, que deberá trabajar para solucionar el rompecabezas que se le ha planteado con las dos ausencias que se sumaron ayer a la del madrileño.

El argentino Diego Perotti se sometió ayer a unas pruebas que determinaron que se perderá las próximas cuatro semanas de competición por una rotura de grado dos en el tercio distal del músculo semitendinoso de su pierna izquierda. La baja del argentino plantea un problema en la confección de un once inicial para medirse al Barcelona, por cuanto no termina de encontrar un sustituto de garantías para el albiceleste, toda vez que Armenteros no acaba de tener toda la confianza.

En el choque ante el Sporting Marcelino probó con Trochowski, un jugador al que no ha usado prácticamente nada en dicha posición y que, como demostrara ante los asturianos, se pierde escorado a una banda. El propio jugador reconocía hace poco en una comparecencia en sala de prensa que donde más le gustaba actuar era en el centro del campo, porque «intervienes más en el juego». Lo cierto es que el alemán lleva desde el inicio del campeonato actuando como mediocentro titular del equipo, y sólo fue desplazado por la lesión de Perotti y la irrupción en el campo de Rakitic. Precisamente el croata es otro de los nombres que podría ocupar esa vacante en la banda izquierda —ya jugó en algunos partidos en esa demarcación la pasada temporada—, pero el nivel físico y de juego desplegado hasta ahora por el croata parece descartar esta vía, más si cabe ante un conjunto con tanto toque y movilidad como el Barcelona de Guardiola.

Campaña, otra opción

El variado número de piezas que tiene Marcelino para resolver este pequeño inconveniente vuelve a poner en el candelero un nombre del que tanto se habló antes del encuentro en el Vicente Calderón ante el Atlético de Madrid: José Campaña. La participación del canterano, que aún no goza de toda la confianza necesaria por parte del técnico para darle la responsabilidad de inicio, desplazaría a Trochowski a la izquierda. Hay quién puede pensar que sería un marrón darle su primera opción como titular ante el mejor equipo del mundo, pero el sevillano ya ha dado claras muestras de que no se achica ante los grandes escenarios, y menos aún si delante está su ídolo, Xavi Hernández.

Sea como fuere, sería extraño ver que Marcelino optase por una de las opciones que menos se ha barajado hasta ahora, sobre todo por las declaraciones del propio entrenador sevillista: un cambio de sistema. El estilo de juego del rival podría promover que el Sevilla saliera de su trinchera del 4-4-2 para instalarse en un 4-2-3-1 que dificulte aún más el sistema combinativo y de toque del equipo de Guardiola. Sería extraño por cuanto el técnico asturiano no ha usado esa variante en toda la temporada, y ni siquiera en los entrenamientos se le ha visto practicar con semejante variante táctica. Además, el preparador insiste en que sus jugadores aún deben asimilar los conceptos del sistema que lleva usando desde que aterrizara en Sevilla, motivo por el que precisamente justifica esos altibajos en el rendimiento de los suyos y que, en palabras suyas, «es un proceso y seguimos analizando y viendo donde podemos mejorar».

El sustituto de Spahic

La ausencia de Perotti en un posible once titular no es la única incógnita que debe resolver el entrenador del Sevilla. La quinta amarilla que vio Emir Spahic ante el Sporting deja en el centro de la defensa un hueco por cubrir. Pero la empresa no será ni mucho menos fácil. El bosnio se ha hecho imprescindible en el buen hacer de la zaga sevillista gracias a sus grandes actuaciones, pero sobre todo a su liderazgo y contundencia. Entre los sustitutos no se contemplan esas características. Lo más lógico podría ser la inclusión de Cáceres como pareja de Escudé, facilitando la entrada de Coke en el lateral derecho, si bien Alexis también tiene opciones de ser de la partida, para así mantener al uruguayo en la derecha y frenar el juego ofensivo azulgrana por la banda de Villa y Abidal.

En la delantera el asunto es más sencillo. Si Negredo está, jugará junto a Kanouté, si no, lo hará Manu del Moral con el malí. Sea como fuere las combinaciones son múltiples, aunque el rival dicta que la actitud y la intensidad predominaran sobre los esquemas.