Banega, en un lance del partido ante el Espanyol (foto: Raúl Doblado)
Banega, en un lance del partido ante el Espanyol (foto: Raúl Doblado)

Banega, cara y cruz

El argentino fue la brújula en la segunda parte hasta que fue expulsado por insultar al árbitro

Por  16:44 h.

Como le suele pasar a muchos de los grandes futbolistas, el argentino Ever Banega es capaz de lo mejor y de lo peor en un mismo partido. Ayer partió como suplente en el partido liguero ante el Espanyol entrenado por Quique Sánchez Flores disputado en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuan. El técnico del Sevilla, Eduardo Berizzo, prefirió que Banega no fuera de la partida para reservarlo de cara al crucial encuentro del martes ante el Istanbul Basaksehir que puede darle el pase a la entidad nervionense a la fase de grupos de la Liga de Campeones, con la recompensa económica que ello conlleva. Sin embargo, el juego del Sevilla en ataque no fue el mejor durante el primer tiempo y antes del descanso, Banega ya saltó a calentar en la banda del Sánchez-Pizjuán. Su concurso en el partido llegó en el minuto 54, cuando el mediocentro reemplazó al canterano Borja Lasso y ahí cambió el ritmo del envite. Los de Berizzo iniciaron el acoso de la meta de Pau guiados por la clarividencia de Banega en el pase y la verticalidad de Navas en su banda. El gol que dejara los tres puntos en casa parecía cuestión de tiempo pero todo se frustró cuando el internacional argentino fue expulsado en el minuto 82 por insultar al colegiado Hernández Hernández, que lo reflejó en el acta. Así, Banega se enfrenta ahora a una posible sanción de hasta dos partidos si el Comité de Competición aplica el artículo 117 del Código Disciplinario: “Dirigirse a los árbitros, directivos o autoridades deportivas en términos o con actitudes se menosprecio o de desconsideración, siempre que la acción no constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos o por tiempo de hasta un mes”. Una protesta que sobró, pero Banega es así, capaz de lo mejor y lo peor en el mismo partido.

Redacción

Redacción