Los jugadores del Sevilla FC escuchan a Montella durante la sesión preparatoria en el Allianz Arena
Los jugadores del Sevilla FC escuchan a Montella durante la sesión preparatoria en el Allianz Arena

Bayern Múnich – Sevilla FC: A por el más difícil todavía

Los de Montella buscan darle la vuelta a la eliminatoria ante el Bayern en el Allianz Arena, donde los alemanes no han perdido en esta temporada

Por  6:00 h.
Bayern de Múnich
-
Sevilla
-
Bayern Múnich: Ulreich; Kimmich, Hummels, Boateng, Bernat; Javi Martínez, Thiago, James; Müller, Ribery y Lewandowski.
Sevilla FC: Soria; Navas, Mercado, Lenglet, Escudero; Nzonzi, Banega; Sarabia, Franco Vázquez, Correa; y Muriel.
Árbitro: William Collum (Escocia).
Estadio: Allianz Arena (20.45 horas - BeIN Max 1).

Es complicado. Mucho. Quizás la vez que más. Pero si hay algo que caracteriza al Sevilla es el «dicen que nunca se rinde». Y con esa actitud llega el equipo de Nervión a Múnich. Sabe que lo que tiene por delante es una gesta enorme, incomparable con todo lo hecho con anterioridad, pero nadie ha bajado los brazos. Ni mucho menos. Lógicamente, todos, desde los jugadores al entrenador pasando por directivos, saben que el duelo de esta noche no tendrá nada que ver con el de Old Trafford, y eso que lo de Manchester fue apoteósico. La épica tendrá que aparecer en el Allianz Arena si el Sevilla quiere seguir con vida en la Liga de Campeones y, aunque la lógica dice que es casi imposible, también es cierto que nadie pensaba hace veinte años que los nervionenses iban a ser unos habituales en esta competición después de haberse convertido en los claros dominadores de la Liga Europa. Es decir, la ambición y la ilusión siguen estando presentes en la expedición sevillista, aunque con un toque de mesura dentro de todos lo miembros que no existió en la anterior eliminatoria. Y es lógico, porque el Bayern Múnich es mucho mejor equipo que el Manchester United y, además, llega al partido de vuelta con 1-2 que le hace todavía más favorito. Contra todo eso luchará un Sevilla que ya hizo historia en Old Trafford y que sueña con seguir haciéndolo colándose en toda una semifinal de la mejor competición del mundo.

Y para ello todos harán fuerza hoy en Alemania. Equipo y afición. Porque la fiel hinchada sevillista se ha desplazado en masa a Múnich -segundo mayor desplazamiento tras Estoril- para empujar. Para hacerles ver a los suyos que es posible. En la grada no habrá fisuras, pero donde realmente tendrá que salir todo perfecto será sobre el césped. El resultado del partido de la ida deja al Sevilla con muy pocas opciones, pero no todo lo que ocurrió en el Ramón Sánchez-Pizjuán fue negativo. De hecho, el guión a seguir es el de la primera parte de hace una semana. Los de Nervión salieron fuerte, con presión muy alta y haciéndose con el balón. Y con peligro. Faltó puntería, un clásico durante esta temporada, pero la realidad es que los de Vincenzo Montella pusieron tan en problemas a los de Jupp Heynckes que hasta se adelantaron el marcador. El sueño, por tanto, se vio alcanzable. Luego se torció todo con dos goles en propia puerta y un bajón físico que hizo que el cuadro alemán demostrara su superioridad, pero el Sevilla buscará contrarrestar todo eso con buen juego y mucha fe. Nadie ha ganado en esta temporada en el Allianz Arena, de ahí que el Bayern Múnich se acabe de proclamar campeón de la Bundesliga, pero también hacía mucho tiempo que no ocurría algo como lo de Old Trafford y el Sevilla fue capaz de ello.

Lo que sí parece que no habrá será sorpresas, experimentos. Montella ha demostrado desde su llegada que confía en un bloque y, salvo contratiempos de última hora, será el que salga de partida ante los alemanes. De este modo, con el cambio de Soria por Sergio Rico con respecto a las grandes citas de esta campaña, el once estará formado por Navas, Mercado, Lenglet, Escudero; Nzonzi, Banega; Sarabia, Franco Vázquez, Correa; y Muriel. Algunos consideran que es el día para que, por fin, jueguen juntos Muriel y Ben Yedder de inicio. Sobre todo, por el hecho de que es necesario hacer, al menos, dos goles para tener opciones de pasar. Pero al técnico italiano no le gusta innovar, de hecho viene demostrando desde su llegada a Nervión que apenas confía en doce-tres jugadores y que, además, le gusta repetir sistema una y otra vez. Aun así, con el paso de los minutos, no hay que descartar que el Sevilla tenga que cambiar de dibujo y jugadores, ya que es una evidencia que de nada valdrá mantener el resultado.

Un grande

Enfrente estará un Bayern que recupera a algún efectivo importante, al tiempo que llega al partido con la moral por las nubes tras ganar el fin de semana la liga de su país. Por la primera parte del Ramón Sánchez-Pizjuán, muchos podrán pensar que a los alemanes se les puede tener contra las cuerdas. Y es cierto que los de Nervión lo hicieron en la ida durante la primera media hora, pero también es verdad que los de Jupp Heynckes se transforman en casa y se muestran como un equipo intratable. A pesar de ello, el técnico alemán respeta al Sevilla y no dudó en decir ayer que la eliminatoria está abierta. Ahora falta que los de Montella sean capaces de darle la vuelta, algo complicado pero posible.