Ben Yedder, en un partido con la seleeción francesa de fútbol sala (izq.) y con la absoluta de fútbol profesional (der.)
Ben Yedder, en un partido con la seleeción francesa de fútbol sala (izq.) y con la absoluta de fútbol profesional (der.)

Ben Yedder, de internacional en fútbol sala a optar al Mundial de Rusia con Francia

El delantero sevillista hace historia al convertirse en el primer jugador en ser internacional con Francia en fútbol sala y en fútbol profesional

Por  12:05 h.

Difícilmente podrá olvidar Ben Yedder esta semana en la que, no solo entró finalmente en una lista con Francia, sino que además tuvo la oportunidad de disputar sobre el césped como internacional los últimos 20 minutos del encuentro del pasado viernes ante Colombia, en el que los franceses cayeron por 2-3 en París. Las actuaciones del delantero franco-tunecino son más que destacables en un Sevilla que se encuentra aún vivo en las tres competiciones, incluso sin llegar a disponer Ben Yedder de la titularidad en el equipo de Montella. El doblete de Old Trafford fue, tal y como matizaba el propio jugador en rueda de prensa con su selección, un paso más del trabajo que lleva realizando para entrar en una convocatoria con Francia, pasando así a hacer historia y convertirse en el primer jugador galo en ser internacional en fútbol sala y en fútbol profesional.

Los comienzos de Ben Yedder se remontan a su etapa como jugador del Alfortville -en categoría amateur-, compaginándolo a su vez con su estancia en el Garges Djibson de fútbol sala, club que le haría debutar con 19 años como internacional con Francia en esta modalidad, tras sus nueves goles en los 19 partidos de Liga que disputó. De hecho, antes de fichar en agosto de 2010 por el Toulouse B, en mayo de ese mismo año el punta marcaría en un encuentro ante Eslovaquia antes de retirarse definitivamente del fútbol sala. Una vez dado el paso a fútbol profesional, el propio Ben Yedder se mostró claro en una entrevista concedida años después: “Disfruté mucho con el fútbol sala, pero mi sueño fue siempre triunfar en el fútbol. Otro punto era el económico. Si seguía en el fútbol sala, debía buscarme otro trabajo”, lo cual no le hizo falta a un jugador que alcanzaría el primer equipo del Toulouse tres meses después de recalar en el filial, procedente del Alfortville.

Ya como profesional en la Ligue 1 -donde acumularía 71 goles y 21 asistencias en sus seis temporadas como jugador del Toulouse– el franco-tunecino figuraría en una lista como internacional con Francia, aunque en la categoría sub 21, con la que solo llegaría a disputar cuatro partidos a finales de 2012. Sin embargo, sería con el Sevilla con quien el club alcanzaría la internacionalidad con la selección absoluta, sirviéndole de aval los 37 goles y 10 asistencias que Ben Yedder ha obrado hasta la fecha en una temporada y media como sevillista. Su efectividad y su movilidad en espacio reducidos son dotes adquiridas por sus comienzos en fútbol sala que aún le valen a un jugador que, ocho años después de ser internacional con Francia, volvería a serlo aunque en esta ocasión en modalidad profesional. Ya el pasado viernes, Ben Yedder disfrutó de sus primeros minutos con Francia, con el objetivo del Mundial a la vuelta de la esquina, disponiendo aún por delante el sevillista de una mitad de temporada muy competitiva en la que mostrar esas destacadas cualidades que le han llevado a hacer historia, no solo con su club en la Champions, sino también en lo personal con su país.

Álvaro Galván

Álvaro Galván