“Mi objetivo es convertirme en el mejor fichaje del Sevilla”

Por  10:20 h.

Está inmerso en la polémica, tras su salida nocturna por Barcelona junto a su compatriota Romaric, antes del 5-0 que le endosó el equipo de Guardiola. Pero Didier Zokora sigue mirando hacia adelante y con un objetivo en mente bastante claro: convertirse en el mejor fichaje del Sevilla, como se dijo en su día de Dani Alves en la despedida del brasileño.

Zokora junto a Romaric en un entrenamiento

"Nos ha hecho mucho daño no estar en la Champions League, pero no debemos quedarnos ahí. Somos uno de los favoritos en la Liga Europa y podemos ganarla otra vez"

"No tenemos que volvernos locos porque el camino no haya sido como habíamos previsto. Aún queda mucho para cambiar la situación y ya hemos demostrado que somos un gran equipo"

El marfileño declaró a los compañeros de Don Balón que “el año pasado ofrecí un gran rendimiento porque me sentí muy cómodo en todos los sentidos. Esta temporada las cosas no han comenzado como esperaba pero te puedo asegurar, y que la afición del Sevilla lo tenga claro, que en 2011 se verá un Zokora aún mejor. La afición sevillista puede estar seguro de ello”, dijo en una entrevista realizada antes de que saliera a la luz todo el revuelo de la ciudad condal.

“Monchi llevaba muchos años detrás de mi fichaje y siempre le agradeceré esa confianza que demostró en mí. Es uno de los grandes y su trabajo es muy importante para este equipo. Del Nido también apostó por mí siempre y es una alegría que un presidente con esa trayectoria pensara que yo podía ayudar al Sevilla para ser aún más grande. Le tengo todo el respeto del mundo por todo lo que ha hecho con la entidad. En la despedida de Daniel Alves dijo que él había sido su mejor fichaje; ojalá pueda decir algún día lo mismo de mí porque mi objetivo es convertirme en el mejor fichaje del Sevilla”, aseguró como objetivo personal.

En cuanto a los objetivos del equipo de cara a la presente campaña, Zokora dijo que “no estamos en la Champions League, y eso nos ha hecho mucho daño, pero no debemos quedarnos ahí. El fútbol continúa y ahora sólo pensamos en lo que nos corresponde: la Liga, la Europa League y la Copa del Rey, donde esperamos poder repetir el título que defendemos esta misma temporada como vigentes campeones. Creo que el Sevilla es uno de los favoritos para ganar la Europa League porque es una competición en la que tiene gran experiencia, algo que no ocurría en la Champions League, donde quizá pagamos la novatada por decirlo de alguna forma. Podemos ganar la Europa League otra vez, hemos demostrado que tras comenzar perdiendo con el PSG somos capaces de reaccionar y ponernos otra vez como favorito al título. ¿Ese es el objetivo para este año? Sí, por supuesto, aunque tampoco descarto que revalidemos el título de la Copa del Rey del que somos el vigente campeón”, comentó.

Un Sevilla capaz de lo mejor y de lo peor – “Ante todo calma, paciencia, no volvernos locos porque el camino no haya sido como habíamos previsto a inicios de temporada. Las cosas se tornaron algo pero no pasa nada porque aún queda mucha competición; estamos muy vivos en la Europa League, somos el vigente campeón de Copa y en la Liga. Aún queda mucho para cambiar la situación y ya hemos demostrado en otras ocasiones que somos un gran equipo”.

Irregularidad – “Está siendo un año complicado. El Sevilla alcanzó un nivel muy alto y es difícil mantenerse ahí, pero nosotros no vamos a bajar el ritmo porque una vez que llegas arriba hay que disfrutar y lo más difícil: mantenerse. El objetivo del Sevilla siempre está en lo más alto posible, no vamos a bajar nuestra ambición por lograr grandes cosas”.

¿Qué compañero le sorprendió más? – “Sin duda Perotti, es sorprendente. Y luego me enteré de que apenas había jugado en Primera, lo que demuestra lo bien que sabe fichar el Sevilla. De los que más había oído hablar como Jesús Navas, Luis Fabiano, Kanouté, Diego Capel, Dragutinovic…confirmaron todo lo que había escuchado de ellos”.

Comenzó jugando de central – “Es curioso pero aunque me han comparado mucho con Makelele, yo me fijaba mucho en Beckenbauer. Comencé a jugar de central y por eso me fijaba en futbolistas que actuaban en esa demarcación. Luego adelanté mi posición y ya me fijé en jugadores como Zidane, ya que no he coincidido por edad con otros como Pelé, Maradona, Cruyff… Me quedo con Zinedine Zidane, al que seguí mucho y era genial”.