La vuelta de Medel y Manu posibilita el regreso del 4-4-2

Por  14:13 h.

Si contamos con que la “mejoría clínica” (según el parte médico del club) de Kanouté y el regreso parcial con el grupo de Perotti puede considerarse algo precipitada para el derbi del miércoles, Míchel podrá recuperar el 4-4-2 como sistema a utilizar ante el Betis. Después de disponer un 4-3-3 en el Bernabéu para poblar y potenciar el centro del campo en territorio merengue y tras comprobar que el cambio no surtió el efecto deseado, el preparador madrileño ‘solo’ tendría que dirimir algunas dudas que pueden existir en el once inicial.

La primera de ellas, en la portería. Habría que estar atentos al posible regreso de Andrés Palop, que hoy ha vuelto a trabajar con absoluta normalidad en la sesión de entrenamientos, después de que se cayera a última hora de los dieciocho que fueron inscritos en el acta frente al Real Madrid. En la defensa, dado el mal rendimiento ofrecido ante el conjunto de Mourinho, tampoco es que pueda haber muchas novedades, puesto que no hay mucho más de donde tirar. Spahic sigue sin estar a disposición de Míchel, por lo que entre Deivid y Cala se jugarían un puesto de titular en el centro junto a Fazio, aunque también es posible que el lebrijano sea el lateral derecho en detrimento de Coke.

En el centro del campo, volverá al doble pivote la pareja que mejor le ha funcionado al Sevilla, la formada por Medel y Piotr Trochowski; desde la banda derecha partirá Jesús Navas y la izquierda en principio será para Reyes, pudiendo alternar la posición de mediapunta con Manu del Moral, siendo la punta del ataque para Álvaro Negredo. También habría opciones para Luna, pero quizás algo menores, puesto que, aunque se ganaría algo en entrada por banda, se perdería gol, algo que el Sevilla necesita tras lo visto en los últimos partidos.