Los jugadores saltan en una acción del Euroderbi de la ida
Los jugadores saltan en una acción del Euroderbi de la ida

Betis y Sevilla buscan hacer historia en Europa

Los de Nervión saldrán con todo para remontar

Por  17:00 h.
Betis
0
Sevilla
0
Adán; Amaya, Paulao, Perquis, Jordi; Juanfran, Ndiaye, Lolo Reyes, Cedrick; Leo Baptistao y Rubén Castro.
Beto; Diogo, Fazio, Pareja, Alberto Moreno; Mbia, Rakitic, Marin, Reyes; Bacca, Gameiro.
Pedro Proença (POR).
Vuelta de los octavos de final de la Europa League
Benito Villamarín. TV: Cuatro

Ya no hay tiempo para más estrategias. Se pone fin a una semana entera debatiendo sobre quién es el favorito o quién tiene más presión. Ya sólo queda la mano del entrenador y, sobre todo, lo que hagan los futbolistas, porque de nada vale ya jugar al despiste. Los que salgan deberán hacer bueno el resultado de la ida, por parte del Betis, o buscar la remontada, si atendemos a la vertiente sevillista. Y en juego está nada más y nada menos que hacer historia. Porque el que pase la eliminatoria será el primer vencedor de un duelo inédito, de un derbi europeo. Con el tiempo no será más que una estadística, pero a nadie se le escapa que lo que ocurra esta noche puede influir, y mucho, en el devenir de la temporada.

 

En la Liga juegan a cosas diferentes, pero en Europa las tornas se han intercambiado y, después del 0-2 de la ida, los verdiblancos son los favoritos. Lo tienen todo a favor para plantarse en la siguiente ronda y así seguir soñando con darle alegrías a los suyos después de todas las penas de la competición doméstica. Pero el Sevilla F.C. no ha dicho su última palabra. Los de Nervión no han bajado los brazos, basándose en el dominio y las ocasiones del encuentro en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Con más acierto el jueves pasado, las cosas serían muy diferentes hoy, aunque la única realidad es que Emery deberá apostar por salir al ataque si quiere conseguir la remontada. Betis y Sevilla jugarán en base al marcador de la ida, buscando cada uno el ritmo que mejor les viene en busca de la alegría final. Aunque lo único seguro por el momento es que la ciudad será la que disfrute de una fiesta de la que está pendiente toda Europa entre el Betis y el Sevilla F.C.

Evidentemente, influirá lo que ocurrió en el estadio del Sevilla F.C. hace una semana. Por mucho que Calderón diga que quiere volver a ganar, a nadie se le escapa que su planteamiento será más defensivo que ofensivo. Todo lo contrario sería pecar de soberbia ante un rival que, marcador aparte, fue superior en la ida. El 0-2 es un resultado más que positivo y el argentino intentará armar bien al equipo atrás para intentar volver a hacer daño a la contra. Eso sí, todo hace indicar que volverá a innovar. Lo hizo en el Ramón Sánchez-Pizjuán con Caro de lateral, y ahora puede que haya todavía más variantes en la línea defensiva. Y es que, según lo que ha ido ensayando, la zaga podría estar formada íntegramente por centrales, ante las bajas de Dídac y Caro. Amaya, como el propio Calderón confirmó en la rueda de prensa, sería el lateral derecho; Jordi jugaría en el ala izquierda; mientras que Paulao y Perquis formarían pareja en el centro. Por delante, Juanfran y Cedrick en las bandas (con orden de arropar a los laterales) con Lolo Reyes y Ndiaye en la medular. Y arriba, Leo Baptistao y Rubén Castro. El sistema sería parecido al del jueves pasado, aunque las condiciones de los futbolistas en defensa sí cambiarían.

Por su parte, Emery tiene que salir al ataque. Y de hecho va a hacerlo, aunque medita si lanzarse a tumba abierta desde el inicio o reservar algo por si las cosas no suceden como espera. El resultado en contra le obliga a jugar a contraestilo. Y lo que es peor, a hacerlo sin los jugadores que a él le gustarían. Las bajas van a condicionar un once en el que la medular es el principal quebradero de cabeza. La lesiones de Carriço y Cristóforo, unidas a la sanción de Iborra, trastocan bastante los planes del vasco, que deberá tirar de un Mbia que no está al cien por cien. Parece que el africano será el único jugador de corte defensivo, ya que todo hace indicar que Rakitic será su compañero en la medular y que arriba se repartirán el espacio Marin, Reyes, Gameiro y Bacca. Delantera de calidad y con peso para intentar hacer posible la remontada, aunque el entrenador es consciente de que este tipo de jugadores le pueden hacer perder el dominio en el centro del campo.

 

Todo dependerá también de cómo vaya transcurriendo el partido. El Sevilla F.C. saldrá a por todas desde el inicio, mientras que al Betis le interesa que se juegue lo menos posible. Los planteamientos, por tanto, no distarán mucho de los del Ramón Sánchez-Pizjuán. Emery intentará llevar la iniciativa mientras que Calderón se la dará con la intención de destruir a partir del doble pivote formado por Lolo Reyes y Ndiaye, quien podría estar más pendiente de lo habitual de Rakitic, el gran cerebro sevillista. Todo eso, mientras el Betis buscará la velocidad de Cedrick y la calidad de Rubén Castro y Leo Baptistao para intentar finiquitar la eliminatoria.

Mientras tanto, en la grada se vivirá una gran fiesta. El Benito Villamarín no se llenará, pero como ocurrió hace una semana, se estará cerca de colgar el «no hay billetes». Se esperan unas 50.000 personas, la gran mayoría béticos, aunque serán unos 3.000 los aficionados del Sevilla F.C. que se desplacen hasta el Heliópolis. A partir de las 21.05 el sufrimiento será la nota predonimante en ambas aficiones, aunque una de ellas explotará de alegría a la conclusión y, además, vivirá el primer capítulo de la historia europea de los derbis.

 

 

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes en ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
RT @Orgullo_Nervion: El derbi Sevilla-Betis, el sábado 6 de enero a las 20.45 https://t.co/bLllR4Ldh3 vía @Orgullo_Nervion #SevillaFC - 20 horas ago