Carriço, en la ciudad deportiva (foto: Raúl Doblado)
Carriço, en la ciudad deportiva (foto: Raúl Doblado)

Carriço, operado en el tobillo derecho

El portugués ha aprovechado el periodo de baja por su lesión muscular para someterse a esta intervención

Por  12:44 h.

No está siendo una buena temporada para Daniel Carriço. El capitán sevillista apenas ha podido participar en siete encuentros con la camiseta del Sevilla, en los que ha disputado 412 minutos. Ahora estaba de baja por una lesión muscular debido a la recaída que sufrió en la ida copera en Formentera y, aprovechando esta circunstancia, ha decidido, con el consejo de los médicos, someterse a una operación en el tobillo y aunar así las dos bajas para ganar tiempo. El portugués fue intervenido el pasado 21 de diciembre en Madrid para retirarle un osteofito óseo en el que arrastraba molestias en el tobillo derecho. Esta operación, inicialmente, estaba prevista para el final de la temporada pero la lesión muscular en el recto anterior por la recaída en Formentera ha provocado que se tomara la decisión de aprovechar esta baja para solucionar también este problema del luso.

Y es que la campaña no está siendo afortunada para Carriço, que tuvo minutos en la Supercopa de Europa, se perdió la de España por una sanción, sólo jugó un minuto en la fase de grupo de la Champions, frente a la Juventus, y cuando reapareció como titular en Ipurúa se tuvo que retirar lesionado. Un mes después reaparecía como titular frente al Sporting y actuó luego ante el Barcelona y el Deportivo, duelo en el que fue sustituido, por decisión táctica, en el descanso. Una contractura dificultó su presencia en otros duelos y ante el Formentera, en la ida, reaparecieron las molestias en el recto anterior.

Redacción

Redacción