Emery en un entrenamiento reciente con el Sevilla
Emery, durante un entrenamiento con el Sevilla

Cautela y concentración, las consignas de Emery a sus jugadores

No quiere que el equipo piense en Mestalla

Por  3:30 h.

Nadar y no morir en la orilla. Así se podría resumir el mensaje que impera en el vestuario del Sevilla antes de afrontar el vital partido de mañana ante el Athletic en San Mamés. Entienden en el vestuario que han sido muchos meses de sufrimiento, de malos y buenos momentos, como para dejarlo todo escapar en una oportunidad única. La ida de las semifinales ha instalado un clima de euforia en el sevillismo que podría contagiarse en el vestuario. No en vano, a muchos jugadores, a la gran mayoría, no dejan de llegarles mensajes de felicitación al móvil, o palabras de elogio en la calle, por la cercana posibilidad de amarrar una nueva final de la Liga Europa, antes Copa de la UEFA, que ya ganase el Sevilla FC en dos ocasiones. Incluso, empiezan a rondar las peticiones de entradas para la final de Turín de modo directo, e indirecto.

 

Ante esta tesitura, Emery ha insistido a sus pupilos en un mensaje que no ha dejado de funcionar en toda la temporada, incluso cuando no había elogios y sí duras críticas: centrarse en el siguiente partido y no pensar en más allá. El técnico sevillista sabe que la cita en Mestalla del jueves es demasiado golosa, sobre todo en una plantilla joven en la que no hay muchos que hayan vivido una final europea. Sin embargo, Emery ha apelado al refuerzo positivo. La escalada que ha llevado el equipo anima a intentar un objetivo por el que el propio Emery llegó a apostar desde el inicio. En más de una ocasión apeló a sus jugadores a luchar por la cuarta plaza, cuando los números, y las sensaciones, invitaban a asegurar plaza europea y poco más. El tiempo, acompañado de los buenos resultados que ha llevado al Sevilla a sumar los últimos 27 de 30 puntos, ha terminado por darle la razón, por lo que Emery instó a sus jugadores a «luchar por el premio mayor» de alcanzar la cuarta plaza.

 

Los jugadores, en un ambiente de vestuario que hace años que no se vivía, creen a pies juntillas en la oportunidad de ganar en San Mamés y dar caza al Athletic de un Ernesto Valverde que ha demostrado por qué es uno de los técnicos más valorados del panorama nacional, justamente a la par que el propio Emery, en el que será un duelo apasionante también en los banquillos. La inercia del equipo invita a pensar en que la hazaña es factible, aunque no será fácil. El club vasco, el más regular de los aspirantes a la cuarta plaza, sólo ha sido derrotado en dos ocasiones en su feudo, ante el Atlético (1-2) y el Español (1-2). Es el que estadio del que menos puntos han volado, al margen de los tres aspirantes al título.

 

Cambios en el once

 

El hecho de que Emery no quiera restar un ápice de atención al encuentro ante los vascos no quiere decir que vaya a sacrificar a todos sus jugadores de cara a la cita ante el Valencia. El técnico sevillista rotará en San Mamés, como viene haciendo en los últimos meses, por lo que se intuyen varios cambios en el once inicial que salte el domingo al césped. Gameiro, Alberto Moreno, Trochowski o Iborra tienen muchas papeletas de jugar desde el pitido inicial. Los números han demostrado que las rotaciones no afectan a este Sevilla, en el que «el que entra hace que no se note quién sale», como afirman unos jugadores implicados en volver a escribir otra página de historia en el Sevilla. Eso sí, el prólogo se escribirá en Bilbao. Y Emery lo tiene en cuenta.

 

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla. Escribo, sobre todo, del Sevilla F.C.
Valencia-Sevilla FC: Otro ridículo que invita a tomar decisiones (4-0) https://t.co/A451MPoJJf vía @orgullo_nervion - 2 horas ago