Chevantón, cuestión de confianza

Por  21:39 h.

ImageLa noticia de que Chevantón era el último de los delanteros en las preferencias de Juande Ramos –y que le ha servido para no entrar en sus planes—apenas ha pillado por sorpresa, a tenor de las oportunidades que el entrenador concedió al punta llegado del Mónaco hace un año. No obstante, sus escasas apariciones le permitieron lograr unos aceptables registros ligueros, con un gol cada 165 minutos (cuatro en total). Un bagaje bastante mejor que el que presentó otro delantero sevillista, Luis Fabiano, en su primera temporada en el club de Nervión.

Image

Así, el delantero nacido en Campinas anotaba un gol cada 239 minutos, logrando en total cinco tantos en 23 partidos jugados, quince de ellos desde el inicio, mientras que Chevantón participó en 17 encuentros, sólo seis desde el pitido inicial. En total, Luis Fabiano contabilizó 1197 minutos jugados, casi el doble –659—que el charrúa, y sin embargo sólo logró un gol más en todo ese tiempo, fallando incluso un penalti

Eso en Liga, ya que en el resto de competiciones –UEFA y Copa del Rey—Luis Fabiano sólo logró en su primera campaña como sevillista dos tantos en la competición europea (frente a Lille y Middlesbrough), si bien el periplo en la segunda competición nacional se redujo a dos partidos al ser eliminado en su primera comparecencia por el Cádiz, por lo que apenas tuvo oportunidad para mejorar su cuenta anotadora. Chevantón, por su parte, lograba cinco tantos entre ambas competiciones: cuatro en UEFA (Sporting de Braga, Grasshoppers, AZ Aalkmark y Shakhtar Donetsk, lo que le valió para ser uno de los máximos goleadores en el torneo) y uno en Copa, frente al Deportivo de La Coruña.

Pese a todo, la superioridad mostrada por el Sevilla la pasada temporada, primera de Chevantón en el Sevilla, era mucho mayor que en la campaña de debut del brasileño, y eso se muestra en el número de ocasiones de gol de que dispone un delantero. No obstante, y con los números en la mano, parece que ambos jugadores no contaron con las mismas oportunidades para demostrar su valía, si bien es cierto que son de características distintas –el jugador venido del Oporto destaca por su calidad para abrir espacios, y el uruguayo basa su juego en la velocidad y el remate en carrera, muchas veces precipitado—por lo que sólo deben ser comparables en su acierto anotador, aspecto en el que, al menos en su primera campaña como sevillistas, Chevantón superó a Luis Fabiano. Algo que sin embargo no le sirvió para ganarse la confianza de Juande.

{moscomment}

Redacción

Redacción