Jairo celebra el primer gol sevillista en El Sadar
Jairo celebra el primer gol sevillista en El Sadar

El Sevilla se acostumbra a ganar y también tumba a Osasuna (1-2)

Marcaron Jairo y Bacca, de penalti; Acuña acortó distancias

Por  13:55 h.
Osasuna
1
Sevilla
2
Andrés Fernández; Marc Bertrán, Arribas, Loties, Damiá (Lobato, m. 59); Lolo (Acuña, m. 66), Silva; Cejudo, Torres, Armenteros (Loé, m. 84); y Oriol Riera.
Beto (Varas, m. 46); Coke, Fazio, Pareja, Navarro; Mbia, Iborra; Jairo, Trochowski (Carlos Fernández, m. 84), Vitolo; y Bacca (Gameiro, m. 75).
0-1, m. 27: Jairo. 0-2, m. 45: Bacca, de penalti. 1-2, m. 93: Acuña.
Álvarez Izquierdo (Comité Catalán). Amonestó a Cejudo, Armenteros, Silva y Coke. Expulsó al entrenador del Osasuna, Javi Gracia, por protestar en el m. 45.
El Sadar. 15.000 espectadores. 5ºC y terreno de juego en buenas condiciones, a pesar de que amaneció en Pamplona con aguanieve y posteriores precipitaciones.

En Pamplona, Emery se inventó un equipo nuevo y plagado de suplentes para dar aire a los héroes del derbi, que también ganó. Y lo hizo, además, con una palpable superioridad ante un Osasuna desquiciado que apenas le generó peligro. El Sevilla se ha acostumbrado a ganar de todas las formas posibles. Los goles de Jairo y Bacca de penalti en la primera parte fueron suficientes para sumar los tres puntos. Acuña acortó distancias en el descuento, pero nadie impidió a los nervionenses cosechar su quinto triunfo consecutivo en la Liga. El repóker de victorias no se conseguía desde la temporada 2009-2010. No hay descanso, pero sí plantilla. El fondo de armario será fundamental para afrontar el apretado pero ilsusionante tramo final de temporada.

Sobre el tapete navarro, en buenas condiciones a pesar del aguanieve caída a primera hora de la mañana en Pamplona y las posteriores precipitaciones, el técnico del Sevilla FC, Unai Emery, tiró de las rotaciones para aplacar el cansancio europeo y apostó por un once titular en El Sadar repleto de habituales suplentes como Navarro, Trochowski y Jairo, dejando en el banquillo a hombres fundamentales como Rakitic, Marin y Gameiro. En total, seis novedades en el equipo de salida con respecto al partido del pasado jueves contra el Betis. Una apuesta arriesgada de Emery, no tanto por la capacidad de las piezas sino por la falta de conjunción de las mismas a lo largo del curso. De hecho, los primeros 20 minutos del partido fueron un auténtico tedio, con el Osasuna acusando sus alarmantes limitaciones y el Sevilla, totalmente perdido. Los de Emery intentaban tocar buscando resquicios en la zaga rojilla, pero el meta Andrés Fernández no veía el esférico ni de lejos. Demasiadas imprecisiones por uno y otro equipo, menos fútbol y ninguna ocasión en el arranque.

Osasuna, apretado por las necesidades y jaleado por su público, estiró líneas y Oriol Riera disfrutó de las dos primeras ocasiones del partido. El equipo de Javi Gracia se encomendó a la estrategia y al juego aéreo de su potente delantero. Pero fue el Sevilla el equipo que creció gradualmente sobre el terreno de juego para terminar agarrando el mando del choque e imponer su ley. Hasta que dio el mazazo en El Sadar… en el 27, Jairo recibió en la frontal, le rompió la cintura a Loties y fusiló a Andrés Fernández por su palo izquierdo para poner el 0-1 en el marcador. Mucha calidad en la acción del cántabro, una de las apuestas de Emery en la cita navarra. Luego Fazio, en una acción a balón parado, pudo hacer de cabeza el 0-2 tras una salida en falso de Andrés Fernández, pero el balón se marchó por encima del larguero.

Ya al filo del descanso, Jairo, sin oposición alguna y casi debajo de la portería, mandó al larguero escandalosamente el pase de la muerte de Vitolo. Sin embargo, Álvarez Izquierdo señaló en esa misma jugada penalti a favor del Sevilla por unas manos de Damiá tras forcejear con el extremo canario. La grada de El Sadar estalló porque interpretó que en la acción había falta previa de Vitolo. Bacca no desaprovechó la oportunidad y transformó la pena máxima en el 0-2. Con ese resultado ampliamente favorable a los intereses del Sevilla, se marcharon ambos equipos al descanso. Los de Emery no acusaron las rotaciones y fueron superiores a su oponente.

En la reanudación, Emery tuvo que cambiar de portero por unas molestias de Beto que lo dejaron en el vestuario. Varas ocupó su lugar. El partido no varió su guión, con un Osasuna a todas luces impotente ante la superioridad del conjunto sevillista, que apenas tuvo que apretar el acelerador para seguir generando ocasiones y no pasar, prácticamente, agobio alguno. Hasta en tres ocasiones pudo marcar Bacca antes de dejar su sitio sobre el terreno de juego a Kevin Gameiro. En una de ellas, el colombiano estrelló el balón en la madera. También Coke, muy activo, pudo abrir más brecha en el electrónico navarro a pase de Iborra. Hasta Gameiro se atrevió con una exquisitez de tacón que casi convierte en gol de bandera… Sólo Acuña pudo acortar distancias para el Osasuna rebasado ya el descuento del choque. Muy superior el Sevilla, que no baja su imperial ritmo y enlaza su quinta victoria consecutiva en la Liga tras el subidón del derbi europeo.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 16 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @RealBetis: #OTGala0 🎤😂 https://t.co/UYQU2Y5t06 - 5 horas ago