Los jugadores saltan en una acción del Euroderbi de la ida
Los jugadores saltan en una acción del Euroderbi de la ida

El Sevilla se ahogó en el entramado del mejor Betis de la temporada (0-2)

Leo Baptistao y Salva Sevilla ponen la eliminatoria cuesta arriba para los de Emery

Por  22:59 h.
Sevilla
0
Betis
2
Beto; Coke (Diogo, m. 46), Fazio, Fernando Navarro, Alberto Moreno; Iborra, Cristóforo (Gameiro, m. 46); Reyes, Rakitic, Vitolo (Marin, m. 66); y Bacca.
Adán; Caro, Perquis, Jordi, Dídac; Lolo Reyes (Amaya, m. 80), Ndiaye, Juanfran, Cedrick (Vadillo, m. 74); Leo Baptistao y Rubén Castro (Salva Sevilla, m. 67).
0-1, m. 15: Leo Baptistao. 0-2, m. 76: Salva Sevilla.
Cuneyt Cakir (Turquía). Mostró cartulina amarilla a Iborra, Diogo, Cedrick, Caro, Jordi, Adán y Leo Baptistao.
Ramón Sánchez-Pizjuán. Terreno de juego en perfectas condiciones. 19ºC de temperatura. 38.000 espectadores. Partido correspondiente a la ida de los octavos de final de la UEFA Europa League.

En lo único que acertó Unai Emery en este primer Euroderbi de la historia del fútbol sevillano fue al decir en la previa del choque que esperaba “al mejor Betis de la temporada”. En lo demás, y cuando llegó la hora de la verdad, su equipo se vio superado en todo momento por el eterno rival, tremendamente organizado atrás y dando una imagen de equipo sólido con peligrosas salidas a la contra. Con esas armas, Calderón ahogó al Sevilla FC de Emery en su casa, en el Ramón Sánchez-Pizjuán, y se llevó el partido con un contundente 0-2 merced a los tantos de Baptistao en la primera parte y Salva Sevilla en la segunda. A los de Nervión se les pone la eliminatoria muy cuesta arriba y tendrán que hacer un derbi perfecto en Heliópolis el próximo jueves si quieren estar en cuartos de la UEFA Europa League.

Desde los prolegómenos, el ambiente fue espectacular en los aledaños del Sánchez-Pizjuán, con una inconmensurable afición sevillista que volvió a escoltar al autocar de su equipo en ese corto pero intenso trayecto que separa el hotel de concentración del coliseo nervionense. Escena motivante, que ya se ha convertido en un clásico de las ocasiones especiales: la Colina de Nervión. Ya en el interior del estadio, bufandas al aire y una fastuosa interpretación desde la grada del Himno del Centenario… excelente carta de presentación por parte de la hinchada local para dar la bienvenida en los instantes previos del choque al que ha sido el primer derbi sevillano en la historia de las competiciones europeas.

Bajo ese ambiente de gala, arrancó el choque. Sobre el tapete de Nervión, el técnico del Sevilla FC, Unai Emery, apostó por un once con Beto en la portería en detrimento de Javi Varas, el portero habitual en la UEFA Europa League, algo que no ha sentado nada bien al de Pino Montano. Con respecto al anterior choque liguero en Almería, Fazio regresó a la zaga para ocupar el sitio del lesionado Carriço; Iborra y Cristóforo repitieron como mediocentros y se cayó Gameiro para dejar hueco en el equipo al capitán Ivan Rakitic, que actuó a las espaldas del único punta, el colombiano Carlos Bacca. En el Betis, el canterano Caro por Salva Sevilla fue la principal novedad de Calderón.

Y a los diez segundos del comienzo, “deja vu” en el Sánchez-Pizjuán. Como en los últimos derbis, salida en tromba de los locales por medio de una jugada personal de Bacca, que se plantó delante del portero pero no pudo superarle. Esta vez, Adán cercenó el destino que parecía escrito, señalando que algo podía cambiar. Así fue, porque el Sevilla FC levantó pronto el pie del acelerador y se vio sorprendido por un Betis tremendamente ordenado y con las ideas muy claras que fue creciendo gradualmente en los primeros compases del encuentro. Hasta que al cuarto de hora, llegó el jarro de agua fría en Nervión. Juanfran penetró por el costado derecho y metió un centro perfecto al área pequeña del Sevilla FC por donde apareció desde atrás Leo Baptistao para remachar de cabeza el 0-1.

Los sevillistas no daban crédito y desde el banquillo Unai Emery intentaba levantar el ánimo de los suyos. El equipo de Nervión reaccionó y buscó con ahínco la portería de Antonio Adán, uno de los culpables de la visible mejoría del eterno rival. Alberto Moreno, Vitolo, Fazio y Reyes, éste último en un claro mano a mano que abortó el portero bético, pudieron igualar el choque pero se toparon con la falta de fortuna y, sobre todo, con la destreza del guardameta verdiblanco. El Sevilla FC lo intentó, pero durante los primeros 45 minutos no consiguió derribar el muro del Betis. El continuo achique de balones desde la zaga verdiblanca y las contras del oponente terminaron por desesperar a los pupilos de Emery, incapaces de encontrar la llave para desactivar el entramado dispuesto por Calderón. Con el 0-1 se llegó al descanso.

En la reanudación, Emery movió el banquillo en busca de soluciones dando entrada a Gameiro y Diogo por Coke y Cristóforo. El vasco tiraba así de dos delanteros retrasando la posición de Rakitic. Sin embargo, lo primero que llegó para los sevillistas fue un tremendo susto. En el 55, el hispano-brasileño Baptistato se plantó ante Beto y lo fusiló a placer, pero por fortuna para la parroquia nervionense el cancerbero portugués reaccionó a tiempo y evitó el segundo tanto de los béticos. En la jugada siguiente el Sevilla FC respondió con un remate a la media vuelta de Gameiro que se marchó fuera por poco.

Muchísima intensidad sobre la hierba del Sánchez-Pizjuán y un Sevilla FC que, a esas alturas del partido, se dio cuenta de que el rival que tenía enfrente no era ni mucho menos el insulso equipo que ha deambulado por la Liga durante casi toda la temporada. Para nada, el Betis planteó en todo momento los problemas reales de un buen equipo. No en vano, los de Calderón iban a terminar de reventar el partido en el minuto 76 cuando Salva Sevilla, que había salido en la segunda parte por Rubén Castro, recibió en la frontal, se giró con mucha calidad y la puso imposible para Beto a media altura. 0-2 y lección táctica sobre la pizarra de Calderón al metódico Unai Emery, que cosecha su primera derrota en la Europa League con el Sevilla FC ante un eterno rival al que se le pone en franquicia la eliminatoria.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 16 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @RadioTaronja: ALBELDA: "Ha sido una buena victoria...bueno me callo hasta que acabe que aún me siguen dando desde lo de M'Bia" (@tjcope) - 8 horas ago