El Sevilla, superior, se atasca en La Rosaleda (0-0)

Por  20:00 h.

Punto insuficiente en La Rosaleda, donde el Sevilla de Emery tenía que ganar para recuperar todo el terreno perdido que había acumulado durante la temporada, especialmente fuera de casa. A domicilio, sigue sin ganar desde septiembre y ya sólo les queda una salida a los nervionenses, Pamplona. Lo más doloroso es que el cuadro hispalense fue superior a su rival y disfrutó de las mejores ocasiones del encuentro, algunas clamorosas. Europa se aleja, y el Málaga, rival directo, también. Queda muy poco, y a lo mejor, hay que empezar a tomarse en serio la futura decisión del TAS.

Málaga 0 Sevilla 0
0 – Málaga CF
Kameni; Jesús Gámez, Lugano, Weligton, Eliseu (Antunes, m. 46); Pedro Morales (Duda, m.44) , Camacho, Iturra, Isco, Joaquín (Santa Cruz, m.82); y Baptista.
0 – Sevilla FC
Beto; Coke (Cicinho, m.71), Cala, Navarro, A.Moreno; Medel, Kondogbia (Maduro, m.87); Navas, Rakitic, Perotti (Manu del Moral, m.59); y Negredo.
Árbitro
M. A. Pérez Lasa (Colegio vasco). Amonestó a Isco, Jesús Gámez, Julio Baptista y Lugano, por el Málaga; y a Alberto Moreno, Manu del Moral y Medel, por parte del conjunto sevillista.
Incidencias
Partido correspondiente a la jornada 35ª de la Liga BBVA disputado en el estadio de La Rosaleda.

El partido arrancó con polémica. Los malaguistas pidieron penalti por una posible mano de Cala. Isco se sacó el pase en la frontal y el balón fue interceptado por el defensor sevillista dentro del área. El canterano, en cualquier caso, hizo el gesto de recoger rápidamente la extremidad para evitar la infracción. Jugada complicada para Pérez Lasa, que el vasco solventó dejando seguir.

La acción espoleó al Málaga, que se erigió en dominador durante los primeros minutos con La Rosaleda apretando. En esos momentos iniciales, parecía ‘enchufado’ el equipo de Pellegrini, que además presionaba muy arriba evitando la salida del Sevilla. Casi diez minutos tuvo que esperar el cuadro nervionense para poder estirarse algo y encontrar su primera oportunidad. Una buena llegada por banda izquierda de Alberto Moreno y su posterior centro raso fue rematado fuera por Negredo en el primer palo, por poco.

La banda izquierda parecía animarse y, posteriormente, fue un habilidoso Perotti el que se sacó un centro templado que cazó Rakitic con la testa, aunque el croata no supo encontrar portería. Definitivamente, el Sevilla se echaba arriba dejando claro a los locales que el partido también iba con ellos. No en vano, había que espabilar: estaba en juego el objetivo de la temporada ante un rival directo, y muy especial. Este año, además, con alguna connotación más en el ámbito administrativo que puede afectar a los rendimientos de ambos clubes.

El equipo de Emery se acomodaba sobre el tapete de La Rosaleda y crecía con el paso de los minutos. Y casi a la media hora de partido, consigue el premio del gol con un duro disparo desde media distancia de Coke que despejó con cierta incertidumbre Kameni. El meta camerunés evitó el primer tanto del choque. El Sevilla llevaba la inercia y era el momento de concretar la superioridad con un tanto. De nuevo, Negredo la tuvo clarísima, pero optó por lo más difícil: enganchar el buen pase de Perotti con una espectacular volea que se marchó cerca del palo derecho de la portería malagueña. Quizá debió controlar y orientar el balón.

Antes del descanso, el Málaga estuvo a punto de hacer bueno el dicho de que ‘el que perdona, lo acaba pagando’. Morales se metió hasta la cocina y sacó un centro que se envenenó tras tocar en Navarro. Reaccionó bien Beto en el primer palo sacando el pie para desviar a córner. Hubiera sido injusto. El Sevilla en defensa estuvo rápido en la anticipación en líneas generales, coordinado en su primera línea y evitando el desborde individual. Serio tácticamente y bien Cala en la zaga, con la gente de arriba generando peligro durante los primeros 45 minutos.

Tras la reanudación, el Sevilla se plantó en el campo metiendo de nuevo la quinta marcha para no perder el mando del partido. Llevando la iniciativa, aunque concediendo alternativas constantes al rival. Kameni tuvo que sacar lo mejor de sí para detener el cabezazo de Cala a bocajarro. El lebrijano entró totalmente sólo en el área en el saque de la falta lateral de su equipo. Pareció imposible que esa bola no entrara. Con todas las facilidades. El Málaga respondió con un disparo de Duda que se marchó por encima del larguero, pero que metió el miedo en el cuerpo a toda la parroquia sevillista.

A la hora de partido, el cansancio comenzaba a hacer mella en ambos equipos. El físico pasaba factura y un gol, ahora sí, podría ser decisivo. Fue en ese momento, cuando llegó la mejor ocasión del partido para el conjunto de Emery. Gran pase desde la derecha de Navas, muy activo durante todo el encuentro, que Negredo peinó dentro del área hacia Rakitic, y éste, que sólo tenía que empujarla, la mandó fuera de forma incomprensible. Tan desconcertado quedó el Málaga con la peligrosidad de la jugada, que en la acción inmediatamente posterior, Negredo estuvo a punto de marcar.

Pero el gol que el Sevilla tanto buscó y mereció, nunca llegó. El gafe que los sevillistas arrastran desde septiembre de no ganar fuera de casa también apareció en La Rosaleda, un escenario, de los más complicados de España, donde el Sevilla fue superior. El cuadro de Unai Emery se queda a cinco puntos del séptimo clasificado, que es el eterno rival, y casi que tendrá que mirar la octava plaza, que ahora ocupa el propio Sevilla. Quizás, al final, puede que haya que esperar al TAS. Quedan tres jornadas para evitarlo.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 16 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @RadioTaronja: ALBELDA: "Ha sido una buena victoria...bueno me callo hasta que acabe que aún me siguen dando desde lo de M'Bia" (@tjcope) - 1 día ago