Cuando los cambios restan más que suman

Por  0:21 h.

ImageMucho se le ha criticado a Manolo Jiménez su escaso acierto a la hora de realizar los cambios, ya que rara vez una sustitución suya le ha dado otro aire al equipo cuando éste lo necesitaba. Sin embargo, esta noche los tres cambios que el técnico de Arahal ha efectuado han lastrado al Sevilla FC, ya que ni Tom de Mul, ni Maresca, ni Koné han conseguido aportar gran cosa al conjunto, sino más al contrario.

El extremo belga sustituía a Jesús Navas por lesión del palaciego, y apenas se mostró acertado un futbolista que llegó con la vitola de joven promesa europea, pero cuyo nivel mostrado a lo largo de la temporada ha sido paupérrimo. Además, rara vez un jugador que supuestamente quiere tener más minutos echa por tierra con tanta insistencia sus oportunidades.

Más sangrante es el caso de Enzo Maresca, que sólo ha estado seis minutos en el campo entre su entrada en el campo y su pérdida de papeles en forma de cabezazo a un contrario. Sustituyó a un Poulsen no muy entonado y cargado con una tarjeta, pero significó malgastar un cambio y dejar al equipo con un hombre menos cuando había que remontar un marcador en contra.

Por último, poco se le puede decir al marfileño Arouna Koné, que sólo gozó de 18 minutos tras sustituir a Adriano en una tocada a rebato por parte de Jiménez, pero en los que apenas tuvo opción de tocar la pelota.

Redacción

Redacción