Cuatro partidos sin ganar con todo en juego

Por  9:42 h.

Decía Luis Aragonés que las ligas (o los objetivos en las mismas) se disputaban en los diez últimos partidos del campeonato. Pues es precisamente en este tramo cuando el Sevilla de Míchel está dilapidando sus opciones de meterse en la Europa League. Y eso que oportunidades le han dado.

Esos diez últimos encuentros arrancaron con tres victorias consecutivas ante Racing (0-3), Granada (0-3) y Mallorca (3-1) que dejaban la Europa League, e incluso la Champions, muy cerquita. Sin embargo, cuando hubo que dar el do de pecho, el equipo sevillista naufragó. Tras un derrota por la mínima en San Mamés, y una goleada ante el Zaragoza (3-0), el Sevilla naufragaba estrepitosamente en Getafe (5-1) y desde entonces no ha levantado cabeza. Empate en casa ante el Levante (1-1), derrota en el Bernabeu (3-0) y derrota ayer en el derbi ante el Betis (1-2).

Cuatro partidos consecutivos sin ganar que ponen el objetivo de repetir participación en competición europea por novena vez consecutiva muy cuesta arriba. No en vano, el Sevilla está a cuatro puntos de los puestos de Europa League, y tiene a cinco equipos por delante en la pelea por esos puestos: Atlético, Mallorca, Osasuna, Getafe, y Betis. Al Athletic no lo contamos puesto que tiene plaza garantizada para la Europa League.