«Culebrón Alves»: tercera entrega

Por  11:54 h.

Sevilla FC: Alves recupera el balón en el choque ante el MurciaEclipsado en los últimos días por la contratación de su ya ex compañero Keita y el fichaje de Lautaro Acosta por parte del Sevilla, Daniel Alves ha pasado a un segundo plano en la actualidad deportiva nervionense. José María del Nido, fiel a su estilo, ya advirtió que la salida de Dani Alves de la entidad que él preside no estaba tan cerca como se podía presuponer y el tiempo no ha hecho más que darle la razón. Este será el tercer verano que se especula claramente sobre su salida, por lo que el «culebrón Alves» va camino de convertirse en una auténtica saga.

Pasadas ya algunas semanas de la conclusión de la Liga, las palabras del lateral, donde vaticinaba que eran sus últimos partidos con la elástica nervionense, se han diluido cual azúcar en café brasileño, nunca mejor dicho. Incluso el propio Alves avisó hace unos días de que su salida «no está tan cerca como pensaba en un primer momento». Las razones de este estancamiento en las negociaciones para la salida del jugador brasileño son varias, pero todas tienen un punto en común: la falta de movimiento en el mercado. El principal tema radica en lo complejo que está siendo esta fase inicial de fichajes por parte de los conjuntos considerados «grandes» del panorama europeo.

De sobra es conocido por todo aficionado que de momento, excepción hecha de la contratación del jugador del Oporto José Bosingwa por parte del Chelsea por una cifra de 20,5 millones de euros, el resto de clubes europeos están a la expectativa. Rumores hay muchos dentro del mundillo de los agentes y de los equipos poderosos: Cristiano Ronaldo al Real Madrid por 80 «kilos», Xabi Alonso a la Juventus por 20 millones de euros, ver a Fernando Torres con la camiseta de los «blues» cuesta al parecer 62 millones… todo ello simples especulaciones, pero que no pasan inadvertidas para la planta noble del Sánchez-Pizjuán. Porque Dani Alves está en la agenda de muchos equipos y ese factor es un arma bastante poderosa a la hora de negociar por parte del presidente del Sevilla.

Conjuntos como el propio Chelsea —aunque todo apunta a que este equipo este verano ya no pujará por el lateral, al haber contratado al congoleño Bosingwa—, Milan, Liverpool —que estuvo hace dos veranos cerca de ficharlo—, Real Madrid, Manchester —la prensa inglesa ya ha lanzado el interés de los de Ferguson por el brasileño— y el Barcelona, con su archiconocido interés, son los candidatos a llevarse este verano a Alves. Y todo ello por medio de las carambolas citadas anteriormente. Si Torres o Xabi Alonso «vuelan» de la ciudad de John Lennon, el Liverpool tendrá dinero para hacer una nueva ofensiva por Alves. Mientras, el Real Madrid está a la espera de lo que suceda con Cristiano Ronaldo para ir a por otros frentes, o el Milan de Berlusconi, que necesita hacer una reconstrucción tras el fracaso de no entrar en la Champions. Y ya se sabe que al conjunto rossonero, el dinero no le falta, sobre todo, si no se concretan las contrataciones de Ronaldinho ni Eto’o.

Asimismo, a todo lo anterior hay que sumarle la crisis institucional del Barcelona: jugadores con fichas altas, fichajes de renombre que no llegan y una moción de censura que hace tambalear los cimientos de Can Barça. Esta es otra de las armas de Del Nido: él tiene tres meses para cerrar la salida de Alves, mientras que Laporta debe acelerar sus fichajes para apaciguar la marejadilla culé. Entre las prisas de unos y la parsimonia de otros, Del Nido sabe que tiene la sartén por el mango y no lo soltará barato. Bien avisados están los que se quieran sentar a negociar.