Un cumpleaños inmerso en los rumores sobre su futuro

Por  18:03 h.

Sevilla FC: Alves defiende a Seedorf en el choque de Mónaco El lateral derecho e internacional brasileño Daniel Alves cumple hoy, 5 de junio, 25 años, en un momento en el que el futbolista se encuentra, un verano más, inmerso en los rumores sobre su futuro profesional, al que las informaciones periodísticas vinculan insistentemente con el FC Barcelona.

Daniel Alves da Silva (Juazeiro, Brasil, 5/6/83) se ha convertido, de hecho, en el santo y seña del Sevilla triunfante y acaparador de títulos en las últimas temporadas. De hecho, en el lustro que ha transcurrido desde que se enfundara por primera vez la camiseta nervionense, en el año 2003, Alves acumula unas estadísticas sencillamente impresionantes.

El carioca, que en su primer año llegó incluso a ser objeto de mofa por quienes no terminaban de ver sus cualidades, ha acumulado en este periodo 163 partidos disputados con su equipo, de los que sólo perdió 47. Y, aunque su promedio goleador es escaso (once dianas en estos cinco años, incluidos los dos de la campaña recientemente concluida), su rendimiento en el campo va mucho más allá de este dato, como ejemplifican sus 35 pases de gol en este tiempo.

Y es que el significado de Alves cuando se encuentra sobre el césped va mucho más allá porque, si empezó como lateral diestro, lo cierto es que ha demostrado que puede adaptarse prácticamente a cualquier demarcación donde se le coloque. Y siempre lo hace bien. Veloz, incisivo, de potente disparo, siempre incorporándose al ataque casi como un delantero más, el ‘4’ sevillista es una verdadera pesadilla para los rivales. . . y cabría decir que, tal vez, también para su presidente, José María del Nido. El dirigente no tardó en calibrar la ‘joya’ que tenía en su plantilla, y ató fuerte y seguro a Alves con un contrato que le vincula a los blanquirrojos hasta junio de 2011, con una cláusula de rescisión de nada menos que 60 millones de euros.

Pero ya el año pasado el jugador, después de dejar muy claro que veía su porvenir vinculado a otro club de mayor potencial, estuvo a un paso de irse al Chelsea, aunque la operación, finalmente, se frustró. Ahora, como ya ocurriera antes, es de nuevo el Barcelona el destino al que muchos le vinculan en una operación, dicen, que podrían depararle al Sevilla unos ingresos superiores a 30 millones de euros por un hombre al que Monchi fichó por medio millón. Pase lo que pase, lo único que se puede dar por seguro es que Alves seguirá siendo noticia en nuestro fútbol por muchos años. Y por muchos millones.

Redacción

Redacción