Miguel Layún, durante el Deportivo-Sevilla
Miguel Layún, durante el Deportivo-Sevilla

Deportivo-Sevilla FC (0-0): La temporada se juega el sábado en el Wanda

Empate del Sevilla en Riazor, donde fue de más a menos y pecó, por enésima vez, de falta de puntería

Por  21:26 h.
Deportivo
0
Sevilla
0
Deportivo de la Coruña: Rubén; Juanfran, Albentosa, Schär, Luisinho; Krohn-Dehli (Emre Çolak, m. 35), Guilherme (Bakkali, m. 79), Mosquera (Fede Valverde, m. 82), Borges; Adrián y Lucas Pérez.
Sevilla FC: David Soria; Jesús Navas, Mercado, Carriço, Layún; Geis, Pizarro; Sandro (Muriel, m. 75), Banega, Correa (Sarabia, m. 56); y Carlos Fernández (Nolito, m. 67).
Árbitro: Medié Jiménez (Comité Catalán). Mostró cartulina amarilla a Banega y Layún.
Estadio: Riazor. 24.652 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Cielo despejado y 19ºC. Partido de la 33ª jornada de LaLiga Santander 2017-2018.

Punto con poca historia el cosechado por el Sevilla ante un Dépor que se jugaba la vida en Riazor ante su gente. Los de Montella fueron de más a menos hasta perder la fe y terminar sufriendo más de la cuenta en el tramo final del choque. Y es que el cuadro de Nervión, especialmente en una primera mitad en la que hizo méritos sobrados para marcar, no fue capaz de ver puerta a pesar de disfrutar de más de una decena de ocasiones para adelantarse en el marcador. Esa falta de puntería que ha lastrado al equipo a lo largo de toda LaLiga acabó por minar la confianza de los sevillistas, que al menos logran sumar en su objetivo de conseguir billete europeo para la próxima campaña. El partido estorbaba en cierta manera. Como consuelo mínimo, se compitió, no se perdió y tampoco hubo lesiones. El sábado llega la hora de la verdad, el momento clave de la temporada sevillista con la final de la Copa del Rey en el Wanda Metropolitano ante el FC Barcelona. Lo que ocurra en Madrid determinará el sentido de la campaña nervionense y pondrá notas a unos y otros: jugadores, director deportivo, entrenador, consejeros, presidente…

Montella realizó rotaciones en su once inicial, aunque sin ‘desmantelar’ el equipo. De hecho, apostó por mantener en la alineación a varias de sus piezas importantes como Jesús Navas, Gabriel Mercado o Éver Banega, que no descansaron y fueron titulares frente al cuadro gallego. Entre las principales novedades, aparecieron en la formación sevillista Carriço y Layún en la zaga, Geis en el centro del campo (más que aseado el partido del alemán como ‘ancla’) y el canterano Carlos Fernández, que dejó muy buenas sensaciones en la punta del ataque. También regresó Joaquín Correa, tras quedarse fuera de la convocatoria en el anterior choque contra el Villarreal. Partido gris del argentino, que acabó sustituido.

El choque comenzaba con susto. En un balón aéreo dividido a la altura del centro del campo, impactaron violentamente las cabezas de Geis y el exsevillista Krohn-Dehli, quedando ambos futbolistas tendidos sobre el césped. Murmullo en la grada. Por fortuna, no ocurrió nada y tras la rápida atención de los servicios médicos los dos jugadores se reincorporaron al partido, si bien en el minuto 35 el centrocampista danés del Dépor, que se llevó la peor parte del golpe, tuvo que dejar su sitio en el campo, algo aturdido, a Emre Çolak. Superado el shock inicial, el choque empezó a desarrollarse a un ritmo alto, denotando ciertos nervios y prisas entre los locales ante un Sevilla bien plantado y con las ideas claras en ataque. A los cuatro minutos, Layún se incorporó arriba con velocidad y puso ya a prueba a Rubén con un disparo seco que consiguió atrapar en dos tiempos el meta deportivista. Carlos Fernández, con muchas ganas de demostrar cosas, estaba con la caña preparada para el posible rechace y llegó a meterle la pierna al cancerbero local cuando éste ya había atrapado el balón, lo que generó la protesta de los deportivistas al colegiado Medié Jiménez.

El equipo de Montella había salido fuerte, mandaba en el arranque del partido. El Sevilla se mostraba dominador. En una buena combinación por la derecha entre Navas y Sandro fue el canario el que pudo marcar, obligando de nuevo al portero del Dépor a trabajar bajo palos. Adrián, el hombre más en forma del Deportivo, respondió para su equipo con un buen cabezazo a centro de Luisinho que David Soria, muy atento, acertó a desviar a córner. Aviso gallego para no confiarse, aunque el guión estaba claro en los primeros compases. Los visitantes acaparaban el balón y el Dépor buscaba hacer daño saliendo a la contra. Con todo, eran los de Montella los que buscaban el gol con más determinación. En otra buena triangulación en ataque del cuadro sevillista Sandro encontró al activo Carlos Fernández en posición de remate y el canterano disparó de primeras con mucho peligro… el balón se marchó fuera rozando el palo izquierdo de Rubén. Inmediatamente después, fue Pizarro el que pudo adelantar al Sevilla tras el saque de una falta lateral, pero Rubén, rapidísimo otra vez, consiguió sacar la bola sobre la misma línea de gol.

Pasado el ecuador de la primera mitad, el Dépor reaccionó y consiguió estirarse algo poniendo en apuros a la zaga sevillista y a David Soria con un par de llegadas de Adrián y Lucas Pérez. El portero nervionense resolvió bien en sendas acciones. Ya en el tramo final del primer acto el Sevilla volvió a tomar los mandos y disfrutó de las ocasiones más claras del partido hasta el momento. Primero la tuvo Banega en el 39, recibiendo un excepcional pase de tacón de Carlos Fernández, pero el argentino se llenó de balón y mandó su lanzamiento fuera con todo a favor. Acto seguido, se intercambiaron los papeles y fue Banega el que habilitó en boca de gol al ariete canterano, que trazó la diagonal perfecta driblando a su par pero acabó topándose con otra sensacional parada de Rubén, el mejor del Deportivo en los primeros 45 minutos. Por los visitantes, destacó la actitud y el fútbol de un Carlos Fernández inteligente, eléctrico en ataque. El Sevilla había superado a su rival en todas las estadísticas. En remates, posesión, pases… pero no ganaba.

Tras el paso por vestuarios, el Dépor cogió en la salida algo dormido a los nervionenses y Mosquera disfrutó de una opción clarísima para poner en ventaja a su equipo que mandó a las nubes. El aviso no hizo sino espabilar al cuadro hispalense, que volvió a lo suyo y siguió merodeando el gol que con tanto ahínco buscó y mereció en la primera parte. Sandro, Correa y otra vez Sandro, topándose con la enésima parada del inconmensurable Rubén, estuvieron muy cerca de perforar la portería deportivista. Pero no había manera. El meta local se había erigido en un auténtico muro. Montella buscó más verticalidad, más «punch» arriba, retirando del campo a un apagado Correa para dar entrada a Sarabia. El madrileño se colocó en la derecha y Sandro pasó a la izquierda. Pronto Sarabia firmó su primera acción de peligro combinando con Banega para un nuevo disparo del argentino que también se quedó sin premio. Carlos Fernández, de lo mejor del Sevilla, dejaría después su sitio a Nolito en el césped en el segundo cambio del técnico italiano. El gol seguía sin aparecer. Y en el 68, con el partido ya muy abierto y el Dépor más animado en ataque, David Soria tuvo incluso que ponerse el traje de héroe para salvar a su equipo en un mano a mano con Adrián. Los arreones locales eran puntuales, pero muy peligrosos, algo lógico de un equipo que se estaba jugando la vida.

Nada cambió en el epílogo, con un Sevilla que fue perdiendo poco a poco la fe en una victoria “imposible” y que sufrió además algún que otro acercamiento peligroso de los gallegos que pudo acabar en gol. Soria evitó un gol cantado de Lucas Pérez y Borges estrelló un lanzamiento a la madera.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 17 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @Orgullo_Nervion: Inminente reunión Castro-Montella https://t.co/qDAggojTn3 vía @Orgullo_Nervion @RarrochaR @MontesdeOcaFran #SevillaFC - 3 horas ago