La dicha de Olsen en el terror noruego

Por  5:00 h.

La sonrisa, las bromas y la alegría que desprende Frode Olsen, el que fue portero del Sevilla de enero de 2000 a junio de 2002, se han visto alteradas por la barbarie, el sobresalto y el horror que causó el también noruego Anders Behring Breivik el pasado viernes cuando, en un atentado en Oslo y en una trampa mortal en la isla Utoya, mató a más de 90 personas, la mayoría de ellas jóvenes de entre 16 y 22 años.

Aún aterrorizado por lo acontecido, el propio Olsen hablaba con ABC desde su localidad, Stavanger, a algo más de 500 kilómetros de Oslo. «Ese día menos mal que no fui a trabajar. Las oficinas de TV2, donde trabajo, están a pocos metros del lugar del atentado. He hablado con compañeros de la televisión y me han explicado que lo que vivieron fue un horror. No se sabía que estaba pasando y la Policía no les dejaban salir de las oficina. Noruega es un país pequeño —tiene menos de cinco millones de habitantes— y lo que ha ocurrido nos ha hecho mucho daño», explica el que fue portero sevillista. Olsen acostumbra a reír con asiduidad. Ayer apenas tenía ganas de hablar. «Lo de la isla ha sido muy duro. Nos han dicho que este individuo lo llevaba preparando varios años y que, aprovechando que la Policía iba a ir al lugar del atentado, empezar a matar allí a los jóvenes laboralistas. De mi ciudad, Stavanger, eran cuatro. Además, muchos eran niños. No sé cómo es posible que esto ocurra», subraya el que fue meta internacional de la selección noruega. En el día de hoy se marchará a Dinamarca, país en el que uno de sus hijos, el mayor, Jesper Olsen, jugará la Danone Cup (competición internacional para jóvenes valores). «Todos los partidos de Noruega se han suspendido, así que aprovecharé para intentar desconectar un poco e iré con mi familia a ver los encuentros de mi hijo mayor», comenta.

En una jornada triste por todo lo acontecido e intentando dejar a un lado —aunque sea por unos instantes— la barbarie de su país, Frode recuerda que en Sevilla vivió una de las etapas más bonitas de su vida. Anécdotas no le faltan. «Caparrós no me dejó poner en la camiseta el nombre de Olsen de Triana y los guantes amarillos que yo tenía quería que los tirara…», se acuerda Frode. Hoy, diez años después, sigue mirando al sur de Europa, a la ciudad hispalense, de la que nunca se olvidará. «Cada día, cuando me despierto, de las primeras cosas que hago es mirar el Iphone para ver la temperatura que hace en Sevilla. ¡Uff! Qué calor. Casi 40 grados…».

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Dr (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
Cuánto daño están haciendo los móviles en el fútbol y en la vida en general (en vez de vivirlo, parece que toca fotografiarlo todo) 😏😏 - 9 horas ago