Capel, a falta de flecos, nuevo jugador del Sporting de Lisboa

Por  0:30 h.

Diego Capel está a un paso de firmar por las próximas cinco temporadas con el Sporting de Lisboa. El representante del jugador, Julio Llorente, debe pulir algunos asuntos que quedaron pendientes de solucionar la noche de ayer. El Sevilla y la entidad verdiblanca habían acordado un traspaso por valor de tres millones de euros más variables a la espera del sí definitivo del jugador.

Está previsto que el jugador acepte hoy la oferta lisboeta y pase el pertinente reconocimiento médico y sea presentado durante esta semana. Se marcha así (si no surgen contratiempos de última hora) uno de los jugadores que más temporadas acumulaba en el club, un total de ocho, y con el que ha levantado un total de seis títulos —especialmente importante fue su papel en el último trofeo conquistado por la entidad de Nervión, al abrir la cuenta frente al Atlético de Madrid en la final de la Copa del Rey de 2010 en Barcelona gracias a un gran zurdazo desde la frontal del área—.

El almeriense se marcharía al no gozar de toda la continuidad que tuviera en años anteriores, especialmente estas dos últimas temporadas, en parte, debido a la irrupción del argentino Diego Perotti, que le retiró de la titularidad. El extremo vivió sus mejores momentos en la temporada 2008-2009, en la que llegó a disputar más de 40 partidos e incluso debutó con la selección española en un partido amistoso ante Dinamarca, en la que fue primera convocatoria de Vicente del Bosque al frente del equipo nacional.

Para la presente temporada, Capel parecía haberse quedado sin sitio ante la llegada de Manu del Moral y la irrupción por detrás de canteranos de mucho futuro como Luis Alberto. Además, el nuevo técnico del primer equipo, Marcelino García Toral, prefiere a interiores que puros extremos y así se lo comunicó al club a su llegada.

El que sería su nuevo entrenador en el club de «los leones», Domingos Paciência, tuvo palabras de elogio hacia él, aunque aún con la lógica prudencia del fichaje no cerrado oficialmente. «Es una de las soluciones que teníamos en mente. Es un jugador de calidad, internacional sub-21, que tuvimos la oportunidad de conocer recientemente cuando jugó contra mi ex equipo (refiriéndose a la eliminatoria de la previa de la Liga de Campeones entre Sporting de Braga y Sevilla del verano pasado), por lo que sabemos de sus cualidades», comentó.

El de Albox se marcharía así de su club de toda la vida, con el que renovó recientemente (en el verano de 2010), para seguir labrando su carrera futbolística en el país vecino y, de paso, aligerar la nómina de futbolistas del primer equipo. Ya advertía Marcelino en una entrevista a ABC que pretendía hacer un primer corte de la plantilla en dos semanas, y este se ha iniciado. Restan por buscarles destino a hombres como Romaric, Alfaro, Tom de Mul o David Prieto.