Antonio Puerta, en el marcador del Ramón Sánchez-Pizjuán (Foto: J. J. Úbeda)
Antonio Puerta, en el marcador del Ramón Sánchez-Pizjuán (Foto: J. J. Úbeda)

Diez años de la desaparición de la leyenda Antonio Puerta

El Sevilla ha querido hacer coincidir la ofrenda floral a la Virgen de los Reyes con la efeméride del adiós del canterano

Por  8:54 h.

Ojalá que aquel partido, precisamente, ante el Getafe, ojalá que aquel día, aquellas horas del 25 de agosto de 2007 no hubieran existido. Hoy, tras varios  días de lucha de Antonio Puerta por seguir viviendo, se cumplen diez años de la triste desaparición del que es una leyenda para el club de Nervión.  Del 28 de agosto de 2007 al 28 de agosto de 2017. Tal circunstancia ha hecho que  la entidad nervionense haya tenido a bien hacer coincidir la triste efeméride con la tradicional ofrenda floral de cada inicio de temporada a la patrona de la ciudad de Sevilla, la Virgen de los Reyes. El Sevilla informó a través de su web oficial que después del entrenamiento de hoy (que comenzará a las diez de la mañana en la ciudad deportiva José Ramón Cisneros Palacios), el plantel, con Eduardo Berizzo y el presidente José Castro, se trasladará a la Catedral de Sevilla, donde realizará el tradicional acto ante la Virgen de los Reyes. La eucaristía dará comienzo a las 13 horas.

El hermano del malogrado jugador, Raúl Puerta, ya habló para ABC a mediados de agosto para agradecer los gestos que está teniendo el club. «El otro día fui a ver el mural con la cara de Antonio que han puesto en el estadio en la zona de Fondo. Fue tan extraño. Me impresionó mucho y me quedé mirándolo un buen rato. Me apoyé en un coche y empecé a hablar con mi hermano. Había un señor muy cerca que me miraba como extrañado. Seguro que el hombre pensaría: ¿Pero qué hace este tío ahí parado mirando tanto tiempo el estadio? Lo que viví, también, el año pasado en el partido ante Boca fue muy especial. Quiero agradecer al club lo que está haciendo. Siento mucho orgullo. Cuando vi la pancarta enorme con la cara de mi hermano que empezó a subir hacia el cielo… sentí cosas muy especiales. Se me pusieron los ojos llorosos. Me gustaría aprovechar para darle las gracias al club por lo que está haciendo. Me llamaron otra vez para que vaya al partido ante la Roma. El recuerdo de mi hermano, que Navas tenga el dorsal número 16… Todo lo hace especial».

Redacción

Redacción