Drago: “Ruego a Dios que sea leve, pero no soy optimista”

Por  20:20 h.

La grave lesión del tendón de aquiles del defensa serbio del Sevilla Ivica Dragutinovic le va a costar perderse el Mundial de Sudáfrica, según reconoció el propio jugador a la prensa de su país. "No sé todavía el grado del daño, ruego a Dios que sea leve, pero no soy optimista. No puedo serlo cuando oigo que me espera una pausa de al menos medio año, se mencionan incluso ocho meses, y a mi edad de jugador, eso es un peso enorme", declaró Dragutinovic al diario Sport.

"Estoy nervioso y, por supuesto, desconsoladamente triste porque no formaré parte de la orquesta brillante encabezada por el seleccionador Radomir Antic, en el Mundial. Me había alegrado tanto por el inicio del campeonato en Sudáfrica, por el viaje, por los rivales", dijo el sevillista.

Dragutinovic señaló que no puede creer todavía que sólo a unos minutos del fin del entrenamiento ayer le ocurriera una desgracia como esa, justo antes del campeonato del mundo.Explicó que, en el momento de la lesión, oyó "algo como un petardo, como un porrazo", y que el médico del Sevilla, que estaba a unos 70 metros, fue consciente de inmediato de qué tipo de lesión se trataba y gritó para ordenarle que no hiciera ningún movimiento con la pierna."Me sentí como si todo se me derrumbara en un instante", dijo Dragutinovic.

El seleccionador serbio Antic declaró que tanto él como sus jugadores lamentan la lesión del sevillista, un fijo en la selección serbia. "Todos esperamos con impaciencia los resultados de los exámenes, pero somos conscientes de que las primeras informaciones no son alentadoras, ni muchos menos. Le espera, evidentemente, una larga pausa", indicó Antic. "No puedo explicar cuánto lo siento por ese chico, valioso para el equipo", dijo Antic, quien valoró la calidad de Dragutinovic como algo que "pocos tienen".

Redacción

Redacción