Duelo de rachas negativas en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe

Por  5:00 h.

De Mul marcó en la única victoria sevillista en GetafeEl encuentro que medirá este sábado a Getafe y Sevilla F. C. vendrá marcado por dos rachas negativas que afectan en distinta forma a uno y otro equipo. Por una parte, el conjunto madrileño acumula una racha de malos resultados que le ha llevado a estar muy cerca de los puestos de descenso, con únicamente 4 puntos de ventaja sobre el Hércules, equipo que marca el descenso a Segunda. A los pupilos de Míchel les ha sentado muy mal el año 2011 puesto que sólo han logrado una victoria desde su entrada, encadenando una racha que les ha hecho caer desde los puestos altos de la tabla, donde peleaba por la Liga Europa, hasta unos objetivos muy distintos, evitar el descenso. Y es que la última victoria azulona data del 6 de febrero, cuando goleó en su feudo al Deportivo de la Coruña por 4-1. El resto de envites son cinco empates y nueve derrotas que han propiciado que el nerviosismo se instale en la cúpula directiva del Getafe, con su presidente Ángel Torres a la cabeza. Los madrileños son el peor conjunto del año y por ello desean cambiar esta dinámica ante el Sevilla en una serie final de encuentros que ya califican como finales. Por ello desde el club se han puesto facilidades para que el siempre frío aspecto del Coliseum Alfonso Pérez presente una mejor cara.

Precisamente el recinto getafense no trae muy buenos recuerdos a la entidad sevillista. Si bien el pasado año el club de Nervión certificó su pase a la final de la Copa del Rey tras caer derrotado con mucho sufrimiento por 1-0 (en la ida ganó el Sevilla 2-0), las estadísticas ligueras no son las mejores. El año pasado, sin ir más lejos, el equipo dirigido por Antonio Álvarez cayó derrotado por 4-3, un resultado que le complicó su clasificación para la Liga de Campeones, que acabaría logrando en la última jornada y en el último minuto.

El total de enfrentamientos entre ambos conjuntos en el estadio de la localidad madrileña es desfavorable para los intereses del Sevilla, que únicamente han logrado una victoria en sus seis visitas en Primera División. Fue en la 2008-2009, en la que venció por 0-2 con goles de Luis Fabiano y Tom de Mul. Sin embargo, el resultado que más recordará el aficionado sevillista es el empate a cero cosechado en la jornada 37 de la temporada 2004-2005, que acabaría siendo decisivo junto a la derrota de la última jornada del campeonato en casa frente al Málaga para perder a última hora su plaza para la Liga de Campeones aquel año en favor de su rival.

Sea como fuere, la presión por los resultados que tiene el equipo de Míchel le convertirán, una vez más, en un rival complicado en su estadio.