Steven Nzonzi celebra el gol del Sevilla ante el Atletico de Madrid. FOTO: (EFE)
Steven Nzonzi celebra el gol del Sevilla ante el Atletico de Madrid. FOTO: (EFE)

El pequeño bache de Nzonzi

Ayer fue sustituido en el minuto 68

Por  18:38 h.

El Sevilla dijo adiós en Las Palmas a la pequeña crisis por la que estaba atravesando. El nivel que ha impuesto el equipo de Nervión en LaLiga durante esta temporada ha sido tal que, a poco que ha pisado un poco el acelerador, ha llamado la atención. Pero con la victoria en Canarias ha vuelto a callar la boca de esos que no lo ven luchando por el título liguero. Eso sí, no todo lo ocurrido ayer fue positivo. Y es que ante Las Palmas se volvió a demostrar que Nzonzi pasa por un bache en su juego. El francés venía realizando una campaña espectacular, algo que le ha valido para que los grades de toda Europa se lo rifen (acaba de renovar con el Sevilla), pero lleva una serie de partidos en los que no termina de encontrar su nivel.

Y éste ha sido muy alto. Nzonzi es uno de los mejores jugadores de la temporada, si no el mejor, del Sevilla. De hecho, fue nombrado mejor jugador de LaLiga Santander en el mes de enero. Sobresaliente en tareas tanto defensivas como creativas, el francés no atraviesa por su mejor momento. Y el hecho más significativo es que, siendo indiscutible, ayer fue sustituido por Jorge Sampaoli. Su mal momento ha coincido con los partidos más espesos del Sevilla, pero aun así Nzonzi ha seguido contando para el técnico argentino. Jugó los 90 minutos contra Osasuna, Español y Villarreal, pero ayer contra Las Palmas sólo estuvo sobre el césped 68 minutos. Iborra saltó al campo por él. Seguro que simplemente es una mala racha, un bache, porque Nzonzi ya ha demostrado que es capaz de dar un nivel extraordinario. Pero el Sevilla necesita que vuelta a ser el de antes cuanto antes, ya que se acerca la Champions League y el calendario liguero se aprieta con un derbi de por medio.