El doctor Gutiérrez Caracuel desmiente a Telecinco sobre Antonio Puerta

Por  1:11 h.

El médico, cuyas declaraciones fueron grabadas con una cámara oculta y posteriormente difundidas en un programa de la citada cadena, ha denunciado los hechos al juzgado de guardia

Sevilla FC: Fachada principal del Hospital Universitario Virgen del RocíoTras la emisión de un programa de Telecinco sobre la muerte de Antonio Puerta en el que fueron utilizadas declaraciones suyas, que asegura que fueron grabadas sin su consentimiento, el doctor Javier Gutiérrez Caracuel, facultativo especialista en urgencias y emergencias del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, remitió ayer una carta al director de ABC de Sevilla en la que niega haber participado voluntariamente en tal reportaje, realizado «con cámara oculta», y en la que reconoce haber vertido en el mismo «declaraciones poco afortunadas», al mismo tiempo que comunica que considera que sus palabras fueron grabadas de forma delictiva y que tal hecho ha sido denunciado en el juzgado de guardia.

Éste es el contenido de la carta enviada por el doctor Gutiérrez Caracuel:

“Quisiera decir clara y contundentemente varias cosas al respecto del lamentable reportaje del “Tomate” y “La Noria”:

1- Yo, Javier Gutiérrez Caracuel, médico adjunto del SCCU del Hospital Virgen del Rocío, no he participado voluntariamente en ningún reportaje.

2- Todo lo que sale en el programa es grabado sin mi consentimiento, con cámara oculta y, por lo tanto, sin mi autorización.

3- Se ha cometido un delito al grabarme y utilizar lo grabado en una emisión de TV nacional. Dicho delito ha sido ya denunciado al juez de guardia (fecha 30/10/2007) y se le ha comunicado a D. José María del Nido, presidente del Sevilla, para que sepa que por nuestra parte tiene absoluta colaboración.

4- Las frases y comentarios que se vierten en dicho programa-basura están grabadas en una conversación privada, de forma coloquial e informal…, como cualquier otra conversación que pudiéramos tener cada uno de nosotros con amigos o familiares. Sí sabíamos que con quien hablábamos era periodista, pero no sabíamos que estábamos siendo grabados por ninguna cámara. Además, en el reportaje se comenta que los médicos tienen desfigurado el rostro por temor a represalias… ¡Mentira! Desfiguran el rostro porque es una cámara oculta y ellos saben que graban sin el consentimiento nuestro. Y, evidentemente, se aprovechan de unas frases desafortunadas realizadas en una conversación privada.

En cualquier caso sí son mis palabras y de ellas no reniego. Lo que está claro es que son poco afortunadas si se emiten en un programa de TV, tras haber sido grabadas de forma delictiva y fraudulenta, y sin saberlo yo. Solamente tengo que añadir que pido disculpas a la familia por los términos empleados; es lo único de lo que me arrepiento. Por lo demas, estoy absolutamente de acuerdo con que existió una falta absoluta de previsión por parte del Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias en la asistencia sanitaria en un evento como es un partido de fútbol de Primera División.

No voy a entrar en analizar la asistencia sanitaria prehospitalaria a D. Antonio Puerta puesto que no estuve allí, pero sí sé cómo llegó a Urgencias de mi servicio. Y de ello puedo hablar a cara descubierta cuando sea. No tengo miedo a represalias por parte de la Dirección Gerencia de mi hospital (aunque sí existe, en buena parte de mis compañeros inmersos en el conflicto de las urgencias desde hace unos nueve meses, miedo a expedientes ridículos y a represalias…).

Tengo la conciencia muy tranquila y sé que en el Virgen del Rocío se hizo lo que había que hacer, de forma eficaz y eficiente por el personal adecuado. Lo que no voy a permitir es que se me grabe sin yo saberlo y que utilicen mis palabras a su antojo. Palabras y frases que, repito, se vierten en una conversación absolutamente privada”.

{moscomment}

Redacción

Redacción